PLN desea reformista en Sala IV
Un reformista que no tenga miedo al cambio, y que entienda el modelo de desarrollo del país es el perfil que deberá cumplir quien aspire a sustituir a Luis Paulino Mora, dijo Fabio Molina, jefe de fracción liberacionista. Marco Monge/La República
Enviar

Nuevo magistrado debe sostener modelo de desarrollo

PLN desea reformista en Sala IV

 “Hay que dejarse de hipocresías, jamás apoyaríamos un comunista”, afirmó Fabio Molina

Para no afectar el modelo de desarrollo instaurado en los últimos años por los gobiernos liberacionistas, la fracción del PLN buscará nombrar una persona afín a sus pensamientos como nuevo magistrado de la Sala IV.

201302212159360.n66.jpg
Sin ambages de ningún tipo, Fabio Molina, jefe de los verdiblancos, asegura que la designación del sustituto de Luis Paulino Mora en el tribunal constitucional es de suma importancia para mantener esa ruta, sustentada “en un buen clima de negocios e inversión extranjera”.
Por eso, el PLN no se anda con “hipocresía o mojigatería” y desde ya anuncia el perfil del jurista que desea elegir.
“Buscamos a alguien reformista, que no le tenga miedo al cambio y que entienda que el país ha consolidado un modelo de desarrollo político y social que se debe tutelar y fortalecer”, expresa Molina.
Al referirse a las cualidades que debe tener el nuevo magistrado, Molina no teme que la oposición acuse al PLN de querer controlar ese importante tribunal.
Esto, porque todos los partidos tratarán de hacer lo propio para nombrar una persona afín a sus pensamientos en ese puesto.
“Nosotros jamás le daríamos nuestros votos a un comunista, eso lo pueden tener claro todos, pero al mismo tiempo, un diputado como José María Villalta del Frente Amplio apoyará a alguien de derecha, como tampoco los libertarios votarían a alguien de izquierda. Debemos ser francos y frontales”, agrega Molina.
En la última década, la Sala IV se ha convertido en el principal foco de poder en el país, debido a que a toda acción que desarrolle la Asamblea Legislativa o el Gobierno, corre el riesgo de ser declarada ilegal por la Sala IV.
La ley de tránsito, la reelección presidencial, el TLC con Estados Unidos, la minería de Crucitas, las investigaciones biomédicas y las uniones homosexuales, entre otros temas, han sido motivo de estudio de la Sala IV en los últimos años.
Además de sustentar ese modelo de desarrollo, los verdiblancos desean nombrar un magistrado que esté de acuerdo en que la Sala IV debe ceder un poco de su poder.
Por ejemplo, mediante la eliminación de la consulta facultativa que hacen los diputados y la creación de tribunales constitucionales y otras medidas.
De acuerdo con la ley, son los diputados quienes nombran a los magistrados mediante el respaldo de 38 legisladores.
Esto significa, que ninguna de la bancadas legislativas es capaz de lograr esa cifra por sí sola.
Con la muerte de Mora el domingo por la noche como consecuencia de una neumonía, la Asamblea Legislativa deberá abrir un concurso público, entrevistar todos los candidatos y asignarles un puntaje.
Debido a los intereses políticos que rodean la elección de un magistrado de la Sala IV, el Congreso tardó dos años para designar a Paúl Rueda, último integrante de ese tribunal en ser nombrado.

Esteban Arrieta
[email protected]

Ver comentarios