PLN y PUSC se oponen a nuevo rebajo de deuda política
“De acuerdo con las encuestas y las votaciones históricas, el PLN recibe un poco más del 30% de total de la deuda política en cada elección y para estos comicios de 2018, estamos valorando un gasto no superior a un 17% aproximadamente, por lo que ya estamos contribuyendo con la deuda”, dijo Paulina Ramírez, diputada del PLN. Gerson Vargas/La República
Enviar

Los partidos Unidad Social Cristiana (PUSC) y Liberación Nacional (PLN) se oponen a un nuevo rebajo de la deuda política por ¢10 mil millones, para atender la emergencia generada por la tormenta tropical Nate.


La idea surgió en la comisión legislativa de Asuntos Hacendarios la semana pasada, cuando se aprobó dicho recorte en el presupuesto de la República.


Sin embargo, los defensores de la medida reconocen que no se puede hacer la disminución vía presupuesto de la República, ya que solo se trataría de un traslado momentáneo de dinero, ya que el Estado aún tendría la obligación de entregar —por medio de un plan de gastos extraordinario— al Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), los ¢21 mil millones que le corresponden por ley, como parte de la deuda política


La única forma de hacer efectivo el recorte que promueve Otto Guevara del Movimiento Libertario, el Frente Amplio, el PAC y Renovación Costarricense, sería por medio de un proyecto de ley específico.


La deuda política es la contribución que hace el Estado a los partidos políticos para que financien sus gastos de campaña desde octubre hasta el día de las elecciones y se costea con los impuestos que pagan los costarricenses.


Por otra parte, el año pasado los partidos ya habían reducido dicho monto del 0,19% a un 0,11% del PIB, debido a la precaria situación económica del gobierno.


“Guevara es un populista, porque bien sabe que la moción que aprobaron los diputados en la Comisión de Hacendarios es ilegal y solo busca generar una confusión entre los electores. Quizás lo hace, porque sabe que no tiene posibilidades reales de ganar las elecciones”, dijo Rosibel Ramos, diputada del PUSC.


Los socialcristianos no creen en bajar la deuda política a tres meses y medio de las elecciones y por el contrario, estarían dispuestos a trasladar a la emergencia de Nate el dinero de instituciones que no han logrado ejecutar sus recursos como el PANI, que a dos meses de terminar el año, aún tiene ¢40 mil millones sin ejecutar.


Mientras tanto, Liberación Nacional no quiere entrar siquiera a valorar la propuesta del libertario Guevara, ya que es ilegal.
Los verdiblancos tienen previsto gastar ¢4.500 millones en campaña, lo cual representa una cifra inferior a lo que usualmente invierte, aseveró Paulina Ramírez, diputada de Liberación Nacional.


“De acuerdo con las encuestas y con las votaciones históricas, el PLN recibe un poco más del 30% de total de la deuda política en cada elección y para estos comicios de 2018, estamos valorando un gasto no superior a un 17% aproximadamente, por lo que ya estamos contribuyendo con la deuda”, agregó Ramírez.


Pese a la oposición del PLN y el PUSC, el libertario y el Frente Amplio insistirán en la reducción de la deuda política.


Esto, sin importar que se complicaría la negociación de préstamos o fideicomisos de cara a la campaña, según Guevara.


“El TSE no necesita ese dinero ahorita, ya que el pago de la deuda política se da mucho tiempo después de que pasan las elecciones, por lo que eventualmente se puede incluir el dinero por un plan extraordinario, es cierto que con menos dinero de deuda sobre la mesa, los partidos serían más austeros y costaría más amarrar bonos y préstamos”, aseveró Guevara.


Mientras tanto, Edgardo Araya del Frente Amplio, lamentó que el PUSC y el PLN tuvieran como primera opción el PANI y no la actividad electoral.


Para recibir deuda política, el partido tiene que lograr al menos un 4% de los votos válidos para Presidente, o bien, al menos nombrar un diputado.

 

Danza de millones
La deuda política es la contribución estatal a los partidos para que financien la campaña. Para las elecciones que se avecinan el monto superará los ¢21 mil millones. Hace cuatro años el monto máximo fue de ¢18 mil millones (cifras en millones de colones).

 

Partido Derecho Liquidado
PASE 423 118
PAC  5.138 3.474
Frente Amplio  2.884 924
Liberación Nacional  5.259 4.681
Movimiento Libertario  1.829 1.775
Renovación Costarricense 461 410
Restauración Nacional 571 258
Unidad Social Cristiana  1.521 937
Total   18.147  12.581

*Alianza Demócrata Cristiana tenía derecho a ¢110 millones pero no presentó liquidación
**Ordenados alfabéticamente


Ver comentarios