PLN entrega credencial de candidato a Álvarez en un partido que aún no cura sus heridas
Enviar

Antonio Álvarez Desanti se convirtió oficialmente está noche en el candidato de Liberación Nacional (PLN) para las elecciones 2018, al recibir la credencial que lo ratifica como postulante presidencial.

Sin embargo, el verdiblanco deberá hacer una gran labor para curar las heridas internas que dejó la convención del pasado 2 de abril y tratar de incorporar al “figuerismo” que comanda su exrival José María Figueres.  

En la actividad de esta noche en el hotel Aurola, en San José, fue notoria la ausencia de dirigentes cercanos a José María, mientras que en la previa, Fernando Berrocal, Estéfano Arias y Francisco Morales, que fueron parte de la cúpula del Figuerismo, exigieron a Antonio una disculpa pública por haber denunciado un supuesto fraude electoral en las elecciones internas y al mismo tiempo, demandan espacio en la elección de diputados y en la redacción del programa de gobierno, tal y como lo publicó LA REPUBLICA ayer.

Hoy, en declaraciones a La Nación, Álvarez aseveró que quiere al figuerismo en la campaña, pero no a su líder, asimismo, indicó que no insistirá en una reunión con él, porque este no respondió un mensaje enviado por la vía celular.

Esto, molestó nuevamente a la dirigencia figuerista que considera que Antonio equivoca el camino.

Mientras tanto, Rolando González, quien fuera precandidato y ahora está incorporado en la campaña con la misión de unir al partido, dijo que la decisión de traer o no a Figueres a la campaña es exclusiva del candidato.

De acuerdo con los estatutos del partido, al recibir la credencial de candidato, Álvarez asume también el cargo de presidente del partido y un puesto en el Directorio Político Nacional hasta después de las elecciones.

De esta forma, se garantiza un rol de alto protragonismo, no solo en la campaña, sino también en todas las decisiones que tome la agrupación.

Tras recibir la credencial, Álvarez aprovechó para destacar algunos de los ejes que forman parte de su propuesta de gobierno y que pretenden hacer de Costa Rica, nuevamente, un país de oportunidades para todos.

“Tenemos que volver la mirada hacia los miles de costarricenses que están sin empleo; pero más aún, debemos ser capaces de generar las condiciones adecuadas para que esos empleos sean dignos y con salarios justos. Debemos abocarnos a reducir la pobreza, desarrollar infraestructura vial, eliminar filas de espera en la Caja y renovar sus programas de salud, desentrabar el Estado y hacerlo eficiente, poner un alto al crimen organizado y recuperar la seguridad ciudadana dotando de recursos a nuestros policías; debemos dignificar la labor de nuestros educadores y tomar acciones concretas y responsables para la protección de nuestros recursos naturales”, señaló Álvarez Desanti.

Ver comentarios