Plato Lleno evita el desperdicio de los alimentos
Dentro de la organización buscan a más empresas, restaurantes y catering service, que quieran involucrarse donando el alimento que no se utilizó, en la fotografía Luis Alvarado, Tatiana Vargas, Mónica Ortiz y Gidget Monge, miembros de Plato Lleno. Gerson Vargas/ La República
Enviar

¿Ha organizado un evento corporativo o una actividad masiva en la que pide más platos o no sirve la cantidad de comida esperada y no sabe qué hacer con esos alimentos? Si la respuesta es sí, ahora tiene una opción con la que podrá ayudar a otras personas en riesgo social.

Se trata de Plato Lleno, una iniciativa ciudadana, solidaria y voluntaria, donde profesionales y estudiantes se reunieron para traer una idea que nació en Argentina en 2013.

Es un proyecto que rescata la comida que no se sirve o se pide de más en eventos masivos, cumpleaños, aniversario, bodas u otras actividades para llevarlo a personas en riesgo social como albergues de niños, adultos mayores o indigentes.

“No son los desperdicios de comida la que se lleva, sino la que no ha sido manipulada aún y está en perfecto estado”, dijo Tatiana Vargas, la fundadora en Costa Rica de Plato Lleno.

Por ahora se encuentran en la búsqueda de solicitantes de ayuda, como catering service, hoteles, restaurantes o empresas que deseen donar esos alimentos que no se sirvieron.

Las organizaciones son escogidas por el Banco de Alimentos que trabaja junto a Plato Lleno para saber las necesidades, la cantidad de personas y las posibilidades de almacenaje de cada uno.

A la fecha han realizado cuatro “rescates” y se han entregado a albergues de niños y de ancianos.

También se realizan rescates asistidos, sobre todo para personas que viven fuera de la GAM donde personas se comunican con Plato Lleno y ellos coordinan la entrega de comida a una organización o fundación cercana al solicitante.

El proceso desde que llegan al lugar, se recogen los alimentos y se entregan a la institución debe durar como máximo cuatro horas.

Si busca ser parte de esta red hay varias formas, el voluntariado profesional, que es cuando se dona el conocimiento a la organización, por ejemplo los miembros de Plato Lleno son desde fotógrafos y diseñadores, hasta gerentes de proyectos.

También existe el voluntariado económico donde se dona el dinero para la compra de materiales o también de guantes, gorras de pelo, mascarillas, gabachas o empaques reciclables para guardar la comida.

Además el voluntariado rescatista, que son personas, que ayudan a recuperar la comida, empacarla y trasladarla hasta los comedores u hogares seleccionados.

Hoy se encuentran apuntadas más de 70 personas, a quienes se les impartirá una charla de manejo de alimentos el próximo lunes.

 


SOBRE LA INICIATIVA


Nombre

Proyecto Plato Lleno

Miembros

Siete

Voluntarios

70

Rescates

Cuatro

Fundación

1° de octubre

Información

Facebook
Proyecto Plato Lleno Costa Rica

 



Ver comentarios