Platina para 75 años
Enviar

Puente tiene cinco décadas de funcionar en la General Cañas

Platina para 75 años

Vida útil era de 20 años, pero trabajos pretenden extender eficacia de la estructura

Los trabajos para solucionar definitivamente el mal estado del puente de la Platina ya iniciaron, estas obras pretenden darle mayor capacidad a la estructura y alargar su vida útil unas siete décadas más.
Mientras esto ocurre, la superficie de concreto y las dañadas rejillas por las que transitan a diario 80 mil conductores seguirán en mal estado porque el arreglo será hasta noviembre del próximo año.


Después de cinco intentos fallidos por arreglar el puente, cuatro años de angustia vial para los conductores y $5,2 millones gastados, el nuevo proyecto pretende fortalecer el puente desde las bases.
Rellenar los espacios internos de los bastiones que sostienen el puente será el primer paso de las obras, además, se ensancharán con concreto los pilotes o columnas de la estructura para darle mayor estabilidad y fuerza.
También las obras incluyen ampliar la superficie de soporte de las cerchas para darle mayor seguridad antisísmica.
Se colocará una tercera cercha debajo del puente para que su capacidad de carga aumente de 24 a 47 toneladas.
Se desarrollarán excavaciones para que las columnas del paso de concreto puedan estabilizarse a mayor profundidad.
Todos estos trabajos que tienen como objetivo mejorar las bases del puente deben concluir en octubre del próximo año y no implicarán cierres en la ruta por el momento ni generarán cambios viales.
Finalmente, se retirará la dañada rejilla de concreto de la superficie y se colocarán losas más grandes con el fin de garantizar un paso fluido y expedito de los vehículos por el puente.
La sustitución y mejora de la superficie iniciará en noviembre del próximo año, para esta fase se harán cierres en carretera conforme se avance en la instalación de las nuevas losas.
Sin embargo, el problema mayor —al menos para los conductores— es la superficie actual del puente que obliga a los vehículos a frenar para evitar el impacto mientras pasan por la estructura y que genera presas en hora pico.
Esta consecuencia, no se podrá evitar hasta dentro de un año, porque la calle sobre el puente seguirá mal y la reparación de esta zona se desarrollará hasta el final del cronograma.
A las presas habituales generadas por el cuello de botella del puente y por el pésimo estado de la superficie habrá que añadirle el efecto mirón causado por los conductores que quieren ver las reparaciones.
No es para menos, luego de cinco intentos fallidos por arreglar el puente más importante del país, la gente quiere ver cómo le pondrán punto final a este problema cotidiano de quienes utilizan la General Cañas.
La reciente capa de concreto colocada por el Conavi en la zona pretende reforzar la superficie para que soporte los 12 meses que faltan antes de que la reparen.
Gastar poco más de $5,2 millones en arreglar el puente no dio ningún resultado, ni el Conavi, ni la empresa privada que desarrollaron las obras lograron solucionar el problema.
Fue así como el puente de la platina se convirtió poco a poco en el principal emblema del rezago en infraestructura nacional y sobre todo de la incapacidad para resolver la crisis vial.
La paciencia colectiva de los conductores ya alcanzó casi cinco años y solo falta uno para que la rehabilitación de la platina sea una realidad, lo cierto es que el país necesita que esta vez sea la tan esperada reparación definitiva.

201310232323250.n4.jpg
Fotos Marco Monge/La República

Manuel Avendaño
[email protected]
@mavendanoLR


Ver comentarios