Plástico ayudaría a tener carreteras baratas y resistentes
José Pablo Aguiar, coordinador de la Unidad de Materiales y Pavimento del Programa de Infraestructura del Transporte del LanammeUCR, junto a William Segura, gerente de Asuntos Corporativos y Comunicaciones de Coca-Cola para Centroamérica. Esteban Monge/La República
Enviar

La adición de polímeros (plásticos) a las mezclas asfálticas tradicionales podría significar un ahorro significativo en la construcción de las carreteras en Costa Rica.

Esto por la sustitución de la piedra y el proceso de triturar este material, explicó José Pablo Aguiar, coordinador de la Unidad de Materiales y Pavimento del Programa de Infraestructura del Transporte del LanammeUCR.

El plástico también mejoraría las características mecánicas del asfalto, es decir, su resistencia al deterioro por condiciones climáticas adversas y el peso vehicular.

Costa Rica será el primer país que lleve a cabo este experimento, según Aguiar.

Sin embargo, es necesario probar el pavimento bajo condiciones adversas durante un periodo largo para confirmar que su calidad sea superior a la del asfalto tradicional.

Otros países, como Inglaterra, la India, Canadá y Estados Unidos, también han reutilizado material para la elaboración de carreteras, sin embargo, no se hace como parte de un proceso de seguimiento que incluye experimentos en laboratorio como los de LanammeUCR.

20180710162038.asfalto.jpg
Muestras del asfalto a base de PET. Cortesía ICC Asesores/La República

Aunque reutilizan otros materiales dañinos para el ambiente, como el caucho de las llantas, tampoco se ha visto un proyecto masivo con el empleo de plástico.

Por cada tonelada de mezcla asfáltica realizada en LanammeUCR se utilizarán mil botellas.

Para obtener tal cantidad de plástico, tiene el apoyo de la Fundación Aliarse y la compañía Coca-Cola, esta última encargada de financiar la investigación del nuevo tipo de mezcla asfáltica.

“La compañía decidió involucrarse en el proyecto debido a que este se alinea con la campaña ‘Un Mundo sin Residuos’, una de las iniciativas de sostenibilidad de la empresa”, detalló William Segura, gerente de Asuntos Corporativos y Comunicaciones de Coca-Cola para Centroamérica.

El plástico para realizar la mezcla es el que se conoce como PET, que es el más utilizado para la elaboración de envases de bebidas y también en textiles.

Tras múltiples ensayos y estudios, LanammeUCR logró determinar que la nueva mezcla, con más del 3% de PET y cuya fórmula la hace única en el mundo, tiene un buen desempeño, logrando una capa asfáltica resistente a la malformación, el agrietamiento y la humedad.

La primera prueba de esta mezcla se hará en un tramo de un kilómetro (500 metros con asfalto modificado y 500 metros con asfalto normal), ubicada en un plantel de la Municipalidad de Desamparados.

Para la realización de dicha prueba, LanammeUCR cuenta con un simulador de vehículos, una maquinaria de tecnología avanzada que es capaz de imitar de manera acelerada los factores que producen desgaste en la carretera, como la carga vehicular y la humedad, entre otros.

La máquina será sacada por primera vez del laboratorio para la prueba del “asfalto verde” en Desamparados. 

Beneficios del “asfalto verde”

“Asfalto Verde” reúne beneficios que difícilmente se lograrían en una sola iniciativa de sostenibilidad como por ejemplo:

  • Se cambia la extracción de un producto virgen, la piedra y la arena necesaria para la mezcla asfáltica
  • Menos impacto ambiental
  • Beneficio económico a través del ahorro de la energía necesaria para extraer materiales de la naturaleza versus la utilización del residuo plástico


Ver comentarios