Plasma podría ser opción para la agricultura nacional
Irradiación de un grano de frijol con plasma frío. Cortesía de Laboratorio de Plasmas del TEC/La República
Enviar

El uso de plasma frío podría ser el futuro para la agricultura en el país, concluyen investigaciones del Tecnológico de Costa Rica (TEC).

Este podría ser utilizado en procesos como irradiar semillas para eliminar hongos y otros patógenos; o en la creación de agua activada, para aplicar en cultivos y curar suelos.

Su masificación reduciría considerablemente el uso de plaguicidas en las plantaciones, de acuerdo con el TEC.

Este también beneficia el crecimiento de las plantas, según múltiples investigaciones.

“Cuando generamos plasma a la vez estamos creando varios subproductos que se dan por la interacción en el medio en el que está el plasma. En el caso que nos interesa, estaríamos creando lo que se conoce como especies reactivas de oxígeno y de nitrógeno, que es lo que más aprovechamos en la parte de agricultura”, explicó Laura Barillas, especialista del Laboratorio de Plasmas del TEC.

El plasma, que es el cuarto estado de la materia, se puede dividir en dos categorías: los plasmas calientes o térmicos, con temperaturas superiores a los 1.000 grados celsius; y los plasmas fríos o no térmicos, con temperaturas inferiores a los 100º –incluso a temperatura ambiente– y que tienen aplicaciones en la vida cotidiana, como iluminación y televisores.

En el TEC, se investiga el uso del plasma para generar electricidad, aplicaciones médicas, entre otros usos.


Ver comentarios