Enviar
Proyecto entrará a operar a mediados de 2011
Planta Pirrís con 80% de avance
Complejo hidroeléctrico producirá energía para abastecer a unos 22.400 hogares

Un batallón compuesto de 600 cascos amarillos está concentrado en la margen del río Pirrís en la construcción de una represa.
Esa obra forma parte del proyecto hidroeléctrico que lleva el mismo nombre del río del cual se tomará el agua para llenar el embalse.
Actualmente la planta Pirrís registra un avance del 80% y si todo sale como dicta el cronograma, sus turbinas empezarán a operar a mediados de 2011.
La construcción sufrió un atraso de diez meses, producto de daños causados por el huracán Alma. Sin embargo, el registro de menos precipitaciones este año y el trabajo durante las 24 horas del día los 365 días del año por parte de los empleados han permitido recortar el tiempo perdido.
Se estima que la obra, desarrollada por el estatal Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), tendría un costo de $500 millones.
Con un potencial de 134 megavatios, el nuevo plan eléctrico podría abastecer a unos 22.400 hogares, lo que es equivalente a 90 mil personas.
Esa capacidad convertirá a este complejo hidroeléctrico en el cuarto más grande del país, solo superado por Angostura, Corobicí y Arenal.
Para mostrar la magnitud de la obra basta con señalar que se inicia en la zona de Los Santos ubicada a 1.205 metros sobre el nivel del mar (msnm) y concluye en el Pacífico central, a 321 msnm.
En la parte alta, en el límite entre las comunidades de San Pablo de Turrubares y San Marcos de Tarrazú, estará situado el embalse. En tanto que la casa de máquinas tendrá su base de operaciones en Parrita.
La represa está contemplada en la etapa final del proyecto y actualmente registra un avance del 40%, estimó Ignacio Arguedas, encargado de su edificación.
Esa estructura tendrá una longitud de 260 metros y una altura de 113 metros; mientras su embalse abarcará 5 kilómetros y contará con una capacidad de acopio de 30 hectómetros cúbicos.
Solo en la construcción de la represa se necesitará un millón de metros cúbicos de concreto, material suficiente para edificar diez millones de viviendas de tamaño estándar, estimó Arguedas.
Por día se colocan
entre 20 mil y 30 mil metros cúbicos, lo que permite avanzar a un ritmo de 60 centímetros.
El agua del embalse será trasladada hacia Parrita mediante un túnel de 11 kilómetros de longitud por cuatro metros de diámetro. Por su parte, se utilizará una tubería forzada para llevar el agua hasta la casa de máquinas, que consiste en un edificio subterráneo que albergará dos turbinas con capacidad de 67 megavatios cada una.
Este túnel de Pirrís será el segundo más grande construido en el país, solo superado por el de Tapantí en 1,2 kilómetros.
Aparte de garantizar el abastecimiento eléctrico a futuro, el proyecto hidroeléctrico se constituyó en una importante fuente de empleo para la zona de los Santos, pues ocupó a unas 2.500 personas, de las cuales el 90% es de la región.
Además, para trasladar los materiales hacia y desde el proyecto el ICE reconstruyó las vías de las comunidades aledañas y estableció rutas alternas y aceras. Además hará un nuevo camino que comprenderá un puente que pasará por encima de la represa.

Danny Canales
[email protected]
Ver comentarios