Planta Miravalles III reanudará operaciones antes de lo previsto
Enviar

El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) finalizó 20 días antes de lo previsto la reconstrucción de tuberías de trasiego de fluidos geotérmicos dañadas por el huracán Otto.

Con ello  la planta Miravalles III ya está disponible para generar energía en cuanto lo requiera el Centro Nacional de Control de Energía (CENCE).


La restauración incluyó la habilitación de los pasos por la quebrada Hornillas en los sitios por donde cruzan las tuberías de reinyección en caliente y frío de Miravalles III y la del pozo de producción PGM-7.

También se construyeron las cimentaciones y se realizó el montaje de tuberías, para restablecer las reinyecciones en frío y caliente de Miravalles III.


“A pesar de las lluvias en la zona, se logró aprovechar los espacios, maximizar los esfuerzos y salir adelante con la meta que nos impusimos de reparar la infraestructura afectada”, expresó Didier Ugalde, coordinador de la construcción de estas obras.

Además de la rehabilitación de la tubería, el ICE realizó restauración de caminos, mejoras de puentes, recuperación del encauce del río Cuipilapa  y otros, en los distritos de La Fortuna y Mogote (Guayabo) de Bagaces, que no sólo ha beneficiado las operaciones del Instituto, sino también a las comunidades aledañas.
 

Ver comentarios