Logo La República

Sábado, 15 de diciembre de 2018



INVERSIONISTA


Plan de Yellen de recalentar mercado laboral recuerda los años 70’s

Bloomberg | Jueves 08 octubre, 2015



Plan de Yellen de recalentar mercado laboral recuerda los años 70’s

 Janet Yellen instrumenta una política monetaria que recuerda una era de jeans acampanados y de campeonatos de básquetbol de los New York Knicks. Eso preocupa a algunos economistas.
En una decisión heterodoxa, la presidenta de la Fed ha indicado su intención de mantener las tasas de interés bajas para proporcionar un impulso al desempleo que lo lleve algo por debajo de su persistente ritmo natural.
En un discurso del mes pasado habló de cómo un mercado laboral atractivo podría llevar a trabajadores desalentados a volver a incorporarse a la fuerza de trabajo, expandir el empleo de jornada completa, hacer subir los salarios y, posiblemente, mejorar la eficiencia.
“Está bien instrumentar lo que yo llamaría una economía de alta presión en este momento”, declaró a la prensa el 1° de octubre John Williams, que sucedió a Yellen en la presidencia de la Fed de San Francisco en 2011. “Eso contribuirá a devolver la inflación al 2% con más rapidez, lo cual es importante”.
Críticos como el ex funcionario de la Fed, Athanasios Orphanides, dicen que es el tipo de política que el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por la sigla en inglés), que fija las tasas de interés, siguió en los años 60 y 70 con resultados desastrosos.
En ese momento, la inflación terminó por subir a niveles de dos dígitos, lo que se vio exacerbado por la cuadruplicación de los precios del petróleo luego del embargo petrolero árabe, mientras los salarios despegaban al permitir la Fed que el desempleo cayera al bajo nivel de 3,4% en 1968.
Las nuevas contrataciones se desaceleraron en los dos últimos meses conforme la desaceleración global y la tensión en el mercado financiero afectaban la economía de los Estados Unidos.
El índice de desempleo, sin embargo, permaneció estable dado que una contracción de la fuerza de trabajo compensó una declinación del empleo.
En un nivel de 5,1%, está apenas por encima del 4,9% que los funcionarios de la Fed calculan es equivalente al pleno empleo, según la mediana de las estimaciones de sus análisis, que se dieron a conocer el 17 de septiembre.
A primera vista, el temor respecto de un aumento de la inflación parece infundado. Según la medición que prefiere la Fed, los precios subieron apenas 0,3% en agosto respecto de igual mes del año pasado, muy por debajo del objetivo de 2% del banco central.
Pero como ha señalado la propia Yellen, las autoridades tienen que estar atentas porque los cambios de las tasas de interés afectan a la economía con un retraso que puede durar años.

Bloomberg