Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



NACIONALES


Plan de emergencia contra apagones

Natasha Cambronero [email protected] | Miércoles 11 mayo, 2011



Mayor participación de empresas privadas en producción eléctrica es la solución que se plantea el Gobierno
Plan de emergencia contra apagones
Medidas serían momentáneas, mientras se aprueba legislación que abre este mercado a la competencia

Los cogeneradores privados de electricidad podrían tener una mayor participación en la producción de electricidad para prevenir una posible crisis energética.
Con ese propósito la presidenta Laura Chinchilla anunció ayer un plan de contingencia eléctrica, que enviará al Congreso para su aprobación.
La medida planteada en esta iniciativa sería temporal, pues regirá hasta que los diputados aprueben la Ley General de Electricidad.
La intención es que los cogeneradores que producen a base de recursos limpios pasen a producir hasta el 25% de la capacidad instalada en el país. Hoy solo les permite producir hasta el 15%.
Adicionalmente se le permitiría al Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) ampliar el porcentaje de energía que adquiere del sector privado. Actualmente el límite de compra privada es del 30% de lo que comercializa, pero la propuesta lo ampliaría al 40%.
Asimismo, se propone eliminar las barreras que le impiden al Instituto construir en un corto plazo, proyectos de generación hidráulica, eólica, biomásica y solar.
“Debemos avanzar en esta materia para garantizar no solamente el suministro que responda a las necesidades de crecimiento de nuestra sociedad, sino que, además, esa demanda se dé a costos competitivos y que apueste fuertemente a que provenga de fuentes renovables”, comunicó la Gobernante.
El Poder Ejecutivo estima que en cinco años se podría asegurar la instalación de 400 megavatios adicionales. Tomando en cuenta los proyectos que actualmente desarrolla el Instituto, en combinación con el aporte extra que hagan los cogeneradores eléctricos privados.
De momento, ayer el proyecto fue enviado a los diputados y se espera que reciba el aval lo más pronto posible, pues se teme una emergencia energética en un mediano plazo.
“Identificamos como un riesgo el hecho de que entre 2014 y 2018 sea necesario instalar nuevas plantas térmicas. Nuestra intención es asegurar el suministro en el corto y mediano plazo, y que sus costos no suban al ritmo del petróleo”, explicó Teófilo de la Torre, ministro de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones.
Dicho proyecto se discutirá en el Plenario en forma paralela con la ley General de Electricidad. La idea es que esta nueva iniciativa se apruebe antes, para posteriormente analizar por el fondo el texto que pretende abrir este mercado a la competencia.
En este sentido, el oficialismo si bien desde el año pasado había presentado un texto, este no ha encontrado consenso entre todas las bancadas legislativas y sectores productivos, y por ello ya se prepara un texto sustitutivo.
La diferencia torna en qué tanto se les permitirá producir a los operadores privados. Hay grupos que promueven que no pasen del 35%, otros, en cambio, buscan subir ese límite lo más posible.
El texto de Ley General de Electricidad se presentará luego de escuchar las sugerencias de las diferentes fuentes políticas y nichos empresariales.
La amenaza de apagones responde al atraso que sufre la agenda de nuevas obras eléctricas, ante las restricciones de inversión que le impusieron al Instituto entre 1998 y 2006.

Natasha Cambronero
[email protected]