Plan B en aeropuertos con poca acogida
“Nuestra terminal es un aeropuerto alterno al Juan Santamaría. Siempre lo que requerimos es que no se envíen vuelos en horas pico, para que no “choquen” las rutas programados a Liberia con las provenientes de San José”, dijo Francisco Cordero, gerente general de Coriport. Esteban Monge/La República
Enviar

Aerolíneas tienen la opción de aterrizar en Liberia, pero pocas la utilizan

Plan B en aeropuertos con poca acogida

Erupciones del volcán Turrialba afectaron a más de 6 mil viajeros

201504262223440.8.png

Casi 1.300 pasajeros fueron afectados por la caída de ceniza del volcán Turrialba la semana anterior, lo que ocasionó el cierre temporal del aeropuerto Juan Santamaría.
Tener paciencia hasta la reapertura fue la única opción para estas personas, puesto que el Daniel Oduber, como aeropuerto alterno, es poco utilizado y la opción de contar con otra terminal cerca se ve lejos en el horizonte.
En primera instancia, Aviación Civil toma el protocolo de emergencia, elaborado con aerolíneas y los administradores del aeropuerto.
El cierre temporal de la terminal, limpieza de la pista, valoraciones técnicas y revisión de las condiciones, son algunas de las medidas tomadas.
Inmediatamente se informa a las aerolíneas del cierre y las que tenían previsto la llegada al país tienen como opción no despegar del punto de destino o trasladarse a Liberia.
Esta opción es poco usada por las aerolíneas, ya que en la erupción de la semana anterior solo dos de los 18 vuelos afectados decidieron llegar a esa terminal.
En marzo pasado, de 50 vuelos que no pudieron aterrizar, solo uno llegó a Liberia.
En esa ocasión, más de 5 mil personas fueron las que no pudieron concretar su salida o llegada al país.
“Nuestra terminal es un aeropuerto alterno al Juan Santamaría; por ejemplo, cuando hay malas condiciones climatológicas se desvían vuelos acá, en invierno son las situaciones más recurrentes. Siempre lo que requerimos es que no se envíen vuelos en horas pico, para que no “choquen” las rutas programados a Liberia con las provenientes de San José”, dijo Francisco Cordero, gerente general de Coriport.
Lo que se realiza en esos casos y en los ocurridos en estos meses, es que los pasajeros esperan dentro de las instalaciones o en el avión mismo, hasta que se dé el aviso de reapertura.
En otros casos, permanecen en un hotel de la zona, para salir al día siguiente a San José.
“Nuestra pista es similar a la que tiene el Juan Santamaría, por lo que cualquier nave puede aterrizar en el aeropuerto. El avión más grande que llega a San José es el de Iberia y ya en una ocasión aterrizó acá, por lo que no habría problemas de recibir a los demás”, añadió Cordero.
En ambas erupciones, las líneas aéreas que llegaron a Liberia fueron de bandera estadounidense.
En marzo anterior, Avianca y Copa Airlines, decidieron devolverse o aterrizar en San Salvador y Ciudad de Panamá, respectivos “hubs” de las empresas.
En el caso de Aeris, en una eventual emergencia, acata las medidas que dispone Aviación Civil, con lo procedente a limpieza de pista, vigilancia y la garantía de volver a operar lo más pronto posible.
Por otro lado, la posibilidad del nuevo aeropuerto también está dentro de los planes de Aviación, sin embargo, aún está en proceso de estudio, sobre la viabilidad de la terminal y la ubicación, opción que sería a largo plazo.
“La fecha que alguna vez consideramos era 2025, sin embargo eso se atrasaría unos años más, hasta que se finalicen todos los análisis correspondientes, además, el proceso de construcción lleva su tiempo”, agregó Álvaro Vargas, director de Aviación Civil.

Raquel Rodríguez
[email protected]

Ver comentarios