Logo La República

Miércoles, 16 de octubre de 2019



NACIONALES


Liberación, PUSC y Restauración piden finalizar la huelga

Plan fiscal sería congelado para propiciar diálogo

Desechar el proyecto no cuenta con viabilidad política

Tatiana Gutiérrez Wa-Chong [email protected] | Martes 18 septiembre, 2018

Carlos Ricardo Benavides, jefe de fracción de   Liberación Nacional
“El trámite legislativo no debe servir como una excusa para que los sindicatos y el gobierno no conversen”, aseguró Carlos Ricardo Benavides, jefe de fracción de Liberación Nacional. Esteban Monge/La República


Frenar la discusión del plan fiscal en el Congreso en las próximas semanas para que el gobierno pueda sentarse a dialogar con los sindicatos es la propuesta que respaldan tanto diputados de oposición, como algunos oficialistas.

Lea más: Liberación solicita frenar discusión de reforma fiscal

La iniciativa surgió de la bancada liberacionista que pidió el apoyo a las otras fracciones para que el tiempo no sea una excusa para abrir el diálogo.

Lea más: Todo lo que necesita saber sobre la reforma fiscal

Esta decisión de ponerle una pausa, no tiene que ver con la solicitud de los sindicatos de sacar de la corriente legislativa la reforma fiscal, ya que esa idea no cuenta con la viabilidad política para hacerlo.

La intención de los diputados era analizar durante esta semana todas las mociones de reiteración y discutir una serie de aspectos en los que no existe acuerdo, como el poner un impuesto a la canasta básica, a los medicamentos, gravar las zonas francas e incorporar o no un enganche salarial a los médicos.

Otro de los temas que quedan todavía sin acuerdo entre las fracciones legislativas son los impuestos a las cooperativas y asociaciones solidaristas.

Pasada esta semana de revisión de mociones, los diputados tendrían calendarizado votar en primer debate, no obstante, están dispuestos a atrasar los tiempos, con tal de que se acabe la huelga.

Este movimiento, que ya lleva una semana, provoca inseguridad, bloqueos, la no prestación de los servicios públicos y que se dificulte el suministro de combustibles.

La apertura al diálogo es prioritaria para los legisladores, los cuales quieren que la situación vuelva a la normalidad, el gobierno reiteró ayer su anuencia a dialogar teniendo a la Conferencia Episcopal y al Consejo Nacional de Rectores como mediadores.


Frenar por unos días


Los diputados pretenden que el trámite en el Plenario se desacelere para que el gobierno y los sindicatos se sienten a dialogar en un ambiente de paz.


Carlos Ricardo Benavides

Jefe de fracción

Liberación Nacional


El trámite legislativo no debe servir como una excusa para no conversar y en este instante la prioridad es que se depongan las medidas de presión y que las dos partes se sienten a dialogar en un ambiente de paz.


Eduardo Cruickshank

Diputado

Restauración Nacional


Nosotros lo que creemos es que el gobierno asuma su responsabilidad y se siente a dialogar con los sindicatos, ya que los plazos no son rígidos y se pueden manejar con algún grado de flexibilidad.



Víctor Morales

Jefe de fracción

Partido Acción Ciudadana


Pausar no significa suspender el trámite legislativo, es únicamente desacelerar el ritmo de la discusión que teníamos, pero todos los costarricenses estamos de acuerdo con que este proyecto fiscal es importante para el país y debe aprobarse.



Erwen Masís

Diputado

Unidad Social Cristiana


Desechar el proyecto no es viable en este momento, porque cada semana nos traerá consecuencias negativas y existe una urgencia por mejorar las finanzas del país.







NOTAS RELACIONADAS







© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.