Enviar
Pilares para un juicio justo


El juicio que ayer comenzó y que mantiene en el banquillo de los acusados a un ex presidente de la República y a siete personas más, es un hecho sin precedentes en la historia costarricense, el cual sin duda nos pone en la palestra mundial.
Costa Rica está a las puertas de un nuevo proceso electoral y tal vez no faltará quien intente mezclar situaciones del debate de orden jurídico con la campaña política. Los costarricenses no debemos caer en este juego, si se produce, y tendremos que mantener los ojos muy abiertos y la mente objetiva para no permitir que el ambiente de la campaña político electoral sea aprovechado para ninguna manipulación de la opinión ciudadana en algo que corresponde únicamente al ámbito judicial.

Por otra parte, al ser este juicio un hecho del cual querrán estar enterados los costarricenses, otro punto indispensable para garantizar el adecuado flujo de información hacia la ciudadanía corresponde a la seriedad y responsabilidad con que los medios de comunicación tomen el caso.

A la prensa le corresponde el papel de intermediarios de la información, de interlocutores con la población.
Pero en ningún momento debe convertirse en jueces paralelos, fiscales o defensores. Los medios de comunicación, que tienen clara la tarea de informar, deben hacerlo como corresponde, sin emitir juicios de valor y dando un trato equilibrado a cada noticia.

Hacer lo contrario, sesgar de cualquier forma la información, sería grave y constituiría un engaño y manipulación a quienes leen, ven o escuchan.

Finalmente, hay que aceptar el juicio a que llegue el sistema judicial, sobre el cual han recaído quejas por la lentitud de algunos procesos, pero cuya seriedad y profesionalismo deberán evidenciarse.

Sea este un proceso largo o no, deberá concluir con una resolución lo suficientemente clara para que evacue las dudas que en este momento la ciudadanía mantiene sobre este caso.

Ver comentarios