Logo La República

Miércoles, 21 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Pierden batalla líneas de contenedores

Bloomberg | Viernes 24 agosto, 2012



Pierden batalla líneas de contenedores

Las líneas de contenedores del mundo no pueden aumentar las tarifas de transporte con la suficiente rapidez para cubrir los crecientes precios del combustible en tanto el persistente exceso de capacidad conspira contra el sector.
Hapag-Lloyd AG, la cuarta mayor compañía de contenedores de Europa, dijo el 14 de agosto que es “crucial” instrumentar nuevos aumentos para compensar los crecientes costos de combustible y generar ganancias operativas este año.
De todos modos, la falta de demanda obligó a la compañía, que tiene sede en Hamburgo, a postergar un incremento de tarifas este mes en las rutas entre el este asiático y el norte de Europa y a reducir a más de la mitad la tarifa planeada para la temporada alta.
Los precios del combustible han trepado 19%, a $673 por tonelada, respecto del nivel del 22 de junio, que fue el más bajo del año, según datos que recopiló Bloomberg.
Al mismo tiempo, el índice Shanghai Containerized Freight –una medición de los precios de la carga que sale del puerto más activo del mundo- ha caído 6,2% desde el 29 de junio conforme la crisis de la deuda de Europa arrastra la economía global y afecta el comercio. Los precios del combustible permanecerán entre $600 y $700 por tonelada este año, según un pronóstico de ICAP Plc.
El crecimiento de las exportaciones chinas se desplomó en julio y la segunda mayor economía del mundo se expandió al ritmo más lento en tres años en el trimestre que finalizó en junio.
“La debilidad hace que sea más difícil instrumentar programas exitosos de restauración de tarifas”, dijo Richard Ward, un analista de ICAP, en respuestas por correo electrónico. “Las compañías de transporte enfrentan momentos difíciles conforme se reducen los volúmenes de carga. Por otra parte, la capacidad no se adaptará con la rapidez suficiente”.
Maersk Line, la mayor compañía de transporte marítimo del mundo, redujo el 14 de agosto su pronóstico de demanda global de contenedores a un aumento de 4%, mientras que era antes de entre 4 y 6%.
La empresa, una división de A.P. Moeller-Maersk A/S, que tiene sede en Copenhague, dijo además que los volúmenes que ingresan a Europa también declinarán conforme persiste la crisis de la deuda.
Las líneas de contenedores habían confiado en una recuperación de la demanda para restablecer las ganancias luego de que el exceso de embarcaciones, los elevados precios del combustible y una guerra de tarifas en las rutas entre Asia y Europa derivaron el año pasado en pérdidas en algunas de las mayores compañías de transporte marítimo el mundo, entre ellas Maersk, CMA CGM SA de Marsella, Francia, y Hapag-Lloyd.
Hapag-Lloyd “se esfuerza por volver a lograr ganancias operativas en este año financiero, siempre y cuando no haya un aumento importante de los riesgos y se asuma que es posible instrumentar nuevos aumentos de tarifas en el transcurso de 2012”, dijo este mes la compañía. Esos incrementos “son cruciales para compensar los elevados costos externos. La carga que transportan nuestros barcos tiene que cubrir el costo de transporte”.

Bloomberg