Logo La República

Sábado, 15 de diciembre de 2018



ÚLTIMA HORA


Piden a ONU y CIDH visitar cárceles de Costa Rica

Sharon Cascante [email protected] | Martes 28 mayo, 2013 12:00 am



Piden a ONU y CIDH visitar cárceles de Costa Rica

La Defensoría de los Habitantes de Costa Rica solicitará hoy a dependencias de la ONU y de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que intervengan ante el exceso de población en las cárceles del país, que ya alcanza el 35%.

"La petición se realizará hoy por medio de sendas cartas al Subcomité para la Prevención de la Tortura de la ONU y a la Relatoría sobre los Derechos de las Personas Privadas de Libertad de la CIDH", explicó Ofelia Taitelbaum, defensora de los habitantes.

La idea es que en los próximos meses funcionarios de esas dos oficinas con ojos diferentes y una visión más integral visiten las cárceles de Costa Rica y emitan una serie de recomendaciones que deban ser acatadas por el Estado.

"Estamos terriblemente preocupados. Las cárceles se han convertido en depósitos de seres humanos donde se violan un montón de derechos y lejos de que la situación se arregle se ha venido intensificando", afirmó Taitelbaum.

Datos oficiales indican que en la actualidad las cárceles de Costa Rica tienen una capacidad para unos 9.800 reos, pero en ellas hay recluidos más de 13 mil, lo que se traduce en un 35% por encima de su capacidad.

En los últimos años el exceso de población carcelaria ha venido en aumento. Para 2008 fue de un 1%, en 2009 del 9,8%, en 2010 del 23,4%, en 2011 del 28,1% y en 2012 del 31,8%.

"Hace años en este país se subejecutó el presupuesto para infraestructura penitenciaria y al mismo tiempo se endurecían las leyes, no se buscó una solución integral y tampoco existe una política de prevención del delito, en eso hemos fallado como Estado", agregóTaitelbaum.

La defensora presentó hoy el informe anual del Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura, equipo adscrito a la Defensoría de los Habitantes, el cual señala el hacinamiento en los centros penitenciarios y otros problemas que atentan contra la dignidad humana de los presos.