P.F. Chang’s llegó a Costa Rica
Genaro Pérez, vicepresidente de Mercadotecnia Global para P.F. Chang’s, junto a Philip Chiang, cofundador de P.F. Chang’s, y Javier Pacheco, vicepresidente ejecutivo de Enjoy Group. Gerson Vargas / La República
Enviar

$2,5 millones se invirtieron en la apertura del primer restaurante P.F. Chang’s en Costa Rica

P.F. Chang’s llegó a Costa Rica

La cadena de comida asiática abrirá el lunes su primer local, ubicado en Avenida Escazú

Platillos variados de sabores exóticos, así es la propuesta del restaurante P.F. Chang’s, que abrirá el lunes a partir de medio día su primer local en Costa Rica, como parte de su incursión en Centroamérica, luego de instalarse en Panamá en abril de este año.
La cadena llega a Costa Rica de la mano de Enjoy Group, dueño de la franquicia para la región, cuyos planes incluyen otra apertura en El Salvador.
La inversión del local en el país ronda los $2,5 millones, y aunque su diseño tiene similitudes con los más de 255 restaurantes que posee la cadena en el mundo, también cuenta con personalidad propia.
Dos grandes estatuas de caballos en la entrada son parte de sus sellos, así como un gran mural que recibe a los comensales, en cada país es diferente.
Actualmente un equipo de profesionales de diferentes países se encuentran entrenando al personal nacional en diferentes áreas, en total se contrataron 125 colaboradores.
“En P.F. Chang’s ofrecemos platillos de diferentes regiones de China y el sureste de Asia, cocinados de manera tradicional en sartenes wok a altas temperaturas (600F). Utilizamos solamente ingredientes frescos, y todos los platillos son cocinados al momento en que son ordenados”, comento Philip Chiang, cofundador de P.F. Chang’s, quien estuvo en el país como parte de las actividades de apertura.
Entre los platillos estrella destaca el “Chang’s Chicken Lettuce Wraps”, el cual consiste en pollo salteado en un wok con hongos, cebollinos y castañas de agua, sobre fideos de arroz crujientes y lechuga fresca.
“Es el platillo más vendido, comenzó en el restaurante de mi madre, aunque no es exactamente el mismo. El original era servido con codorniz a los clientes más importantes, y cada vez más personas lo pedían, pero al ser esa ave muy pequeña se cambió por pollo”, comentó Chiang.
A este se suman los “camarones dinamita”, camarones tempura preparados con un ligero alioli de sriracha picante.
El Mongolian Beef incluye trozos de carne de res caramelizados en salsa de soya y salteados en el wok con cebollinos y ajo.
Las opciones incluyen entradas, platos fuertes y postres, todos pensados en ser compartidos.
Los precios van desde ¢4.700 y por el momento no se hacen reservaciones.
La apertura al público será a partir del a mediodía. El horario es de domingo a jueves de 12 m.d. a 10 p.m.; viernes y sábado de 12 m.d. a 11 p.m.

Melissa González
[email protected]
@mgonzalezLR



Ver comentarios