Petróleo fuera de la OPEP caerá más que nunca desde 1992
La producción de fuera de la Organización de Países Exportadores de Petróleo caerá unos 500 mil barriles diarios, a 57,7 millones, en 2016. Bloomberg/La República
Enviar

Petróleo fuera de la OPEP caerá más que nunca desde 1992

 Los suministros de petróleo de fuera de la OPEP el año que viene se reducirán más que nunca en dos décadas en tanto la caída del precio frena la producción de esquisto de Estados Unidos, según la Agencia Internacional de la Energía.
La producción de fuera de la Organización de Países Exportadores de Petróleo caerá unos 500 mil barriles diarios, a 57,7 millones, en 2016, dijo el organismo asesor con sede en París el viernes en su informe mensual.
Si bien este año la demanda de combustible será la más grande desde 2010, las reservas de crudo de los países desarrollados, que alcanzaron máximos récord, sólo empezarán a decrecer en la segunda mitad del año que viene, y la reanudación de las exportaciones iraníes con el levantamiento de las sanciones podría incrementar la oferta aún más, expresó la agencia.
La reducción del suministro de fuera de la OPEP demuestra que la estrategia de Arabia Saudita de defender la cuota de mercado del grupo presionando a los rivales con precios más bajos “parece estar teniendo el efecto buscado”, señaló la AIE. Los futuros de crudo Brent, la variedad de referencia en todo el mundo, cayeron al nivel más bajo en seis años de cerca de $42 el barril el 24 de agosto.
La producción podría no estar reduciéndose con suficiente celeridad para eliminar el excedente mundial y los precios podrían caer a tan sólo $20, según Goldman Sachs Group. “Este mes, la gran noticia es la reducción de la oferta”, dijo el organismo, que asesora a 29 países en materia de política energética. “Este entorno de precios más bajos está obligando al mercado a comportarse como debería, achicando la producción y estimulando la demanda”.
La producción estadounidense de esquisto se reducirá en casi 400 mil barriles diarios el año que viene en tanto los contratos de futuros para 2016 se negocian por debajo del precio que se necesita para que la mayoría de los proyectos cubran los gastos, expresó la agencia.
Todavía en julio, la AIE proyectaba que la oferta estadounidense de esquisto crecería 60.000 barriles diarios en 2016. La caída de la oferta total de fuera de la OPEP el año que viene será la más grande desde la de 1 millón de barriles diarios de 1992 luego de la disolución de la Unión Soviética, indicó.
Como consecuencia de la caída proyectada de la producción de fuera de la OPEP, la cantidad de crudo que se necesitará obtener de la OPEP el año que viene aumentará en 1,6 millones de barriles diarios a 31,3 millones. Esa cifra sigue siendo inferior a los 31,57 millones de barriles diarios que extrajeron los doce miembros de la organización en agosto.
Su producción se redujo en 220 mil barriles diarios el mes pasado debido a la baja de la producción de Arabia Saudita, Irak y Angola, de acuerdo con el informe. Los proyectos de alto costo del grupo están “en peligro” debido a la caída de los precios, consideró la agencia.
La producción estadounidense deberá reducirse en 585 mil barriles diarios el año que viene y el resto de la producción de fuera de la OPEP tendrá que caer en 220 mil barriles para que el excedente mundial desparezca en el cuarto trimestre de 2016, indicó Goldman.
La demanda mundial de petróleo este año trepará 1,7 millones de barriles diarios, a 94,4 millones, en tanto los bajos precios impulsan el consumo, antes de que el crecimiento se frene en 2016 a 1,4 millones de barriles diarios.
China, el segundo mayor consumidor de petróleo del mundo, “mantendrá sus compras” aun cuando las señales de desaceleración del crecimiento y la sorpresiva devaluación de la moneda del país alimenten temores respecto de su estabilidad económica, dijo la AIE.

Bloomberg
 

Ver comentarios