Logo La República

Jueves, 13 de diciembre de 2018



GLOBAL


Petrobras podría irse de Ecuador

| Miércoles 08 octubre, 2008



Petrobras podría irse de Ecuador

Río de Janeiro
EFE

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, admitió que Petrobras podría salir de Ecuador si no alcanza un acuerdo favorable con el Gobierno de ese país, pero confió en que la negociación llegue “a buen término”.
“Estoy convencido de que estas tensiones son, en verdad, menores de lo que aparentan. Lo que necesitamos saber es si Ecuador tiene interés o no de tener a Petrobras produciendo petróleo y gas allá y si a Petrobras le interesa invertir allá por la cantidad de reservas de Ecuador”, comentó Lula en una rueda de prensa.
Lula afirmó que si llegan a un acuerdo, será “muy bueno”, pero en caso contrario, “Petrobras va a buscar otro camino y Ecuador va a buscar otros socios”.
Para el mandatario brasileño, hasta ahora existen “tensiones normales” de negociaciones que implican a “empresas importantes”, pero que los problemas “serán mucho menores” cuando las discusiones “entren en la esfera política”.
No obstante, Lula consideró que de momento deben ser las empresas implicadas las que discutan los términos comerciales “hasta llegar a buen término”, antes de que surja la necesidad de que intervengan los ministerios de Minas y Energía y Exteriores para tratar las eventuales “implicaciones políticas”.
La presencia de Petrobras en Ecuador también fue tratada con anterioridad por el canciller brasileño, Celso Amorim, que recomendó “paciencia” en las negociaciones para que la petrolera brasileña transforme su contrato como operador en ese país en uno de prestación de servicios, como exige la legislación ecuatoriana.
El pasado lunes, el ministro de Minas y Petróleos de Ecuador, Galo Chiriboga, advirtió que si Petrobras no cumple las exigencias del Gobierno ecuatoriano, tendrá que abandonar el país.
El sábado el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, también había manifestado su impaciencia con la demora de Petrobras en firmar un nuevo acuerdo como los ya aceptados por otras multinacionales que actúan en el país.