Logo La República

Viernes, 12 de abril de 2024



MAGAZINE


Peter Jackson exprime el boom de Tolkien

Redacción La República redaccion@larepublica.net | Martes 18 diciembre, 2012


Pese a todo, la película es un regalo para los fans de Tolkien y sus aventuras en la Tierra Media. INTERNET/LA REPUBLICA


CINE

Peter Jackson exprime el boom de Tolkien

“The Hobbit: An unexpected journey” es una continuación estética de la trilogía de “The Lord of the Rings” y un ejemplo de cómo explotar hasta el final el boom de las historias de Tolkien con un producto tan sólido y correcto como poco novedoso.
Peter Jackson se ha vuelto a poner tras la cámara para dirigir esta adaptación, que también ha convertido en trilogía, a semejanza de su proyecto anterior, con el que consiguió más de 2.200 millones de euros de recaudación.
Una cifra que animó fácilmente a los estudios a poner en marcha otra adaptación de la que finalmente se encargó Jackson, que ha realizado un filme muy similar en estética y estilo al “Señor de los anillos”, estupendamente rodado y muy fiel a la historia del libro.
Pero que no aporta nada nuevo y en el que se echa en falta el tirón tanto de Elijah Wood como de Viggo Mortensen, pese a que Jackson se ha rodeado de algunos de los nombres más destacados de la trilogía anterior, como Ian McKellen (Gandalf), Cate Blanchett (Galadriel, princesa de los Elfos) o Christopher Lee (Saruman).
Martin Freeman, como Bilbo Baggins, es la incorporación más destacada de un reparto coral en el que solo McKellen brilla a la altura deseada.
El comienzo de “The Hobbit: An unexpected journey” es innecesariamente largo, lo que se traduce en un metraje de 166 minutos, a todas luces excesivo.
Impecablemente rodada, la película es irregular, su ritmo a veces se pasa de lento —en la presentación de personajes— y en otros momentos de rápido, con algunas secuencias en las que el vertiginoso movimiento de cámara solo contribuye a una confusión que impide centrar la acción.

Redacción Cultura / EFE
 







© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.