Peso se fortalece mientras Colombia sale de la inflación
Un vendedor ambulante ofrece bananos en las calles de Medellín, Colombia. El gobierno llegó a un acuerdo para poner fin a una huelga de 45 días de camioneros que había agravado la inflación de alimentos
Enviar

Los bonos locales de Colombia repuntaron cuando la tasa de inflación anual del país tuvo su mayor baja en siete años, al recuperarse el suministro de alimentos después de una sequía.

Los bonos del gobierno avanzaron por quinto día consecutivo, con el rendimiento de referencia 2024 cayendo 12 puntos básicos, hasta el 6,96%, el más bajo desde junio de 2015. El peso también se recuperó un 2,2% a 2.887,13 por dólar, la mayor alza en cinco semanas.

Los precios al consumidor subieron un 8,1% en agosto respecto al año anterior, según la agencia nacional de estadísticas, menor de lo previsto por los 27 analistas encuestados por Bloomberg, cuyo pronóstico promedio fue del 8,6%. Juan Lorenzo Maldonado, economista de Credit Suisse Group dijo que estaba revisando su previsión de fin de año al 6,2% desde un 6,6% después de la caída en agosto; estos resultados son mejores de lo esperado en los alimentos y los bienes comerciables.



"Le quebramos el espinazo a la inflación", dijo el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, en un correo electrónico enviado por la presidencia. Los responsables políticos podrían comenzar a recortar las tasas de interés cuando las circunstancias lo permitan, dijo.

Mauricio Cárdenas, ministro de Hacienda, quien preside las reuniones de política del banco, coincidió en que "lo peor ha pasado", y espera que la nueva tendencia permitirá al banco recortar las tasas de interés "más pronto que tarde", según un audio enviado por su oficina de prensa.

El banco central tuvo la serie más alta de la tasa de interés desde que adoptó sus metas de inflación en 1999, en medio de señales de que la economía se está enfriando más de lo que había pronosticado. Los responsables políticos han dicho reiteradamente que el repunte de la inflación fue impulsado por una sequía y una disminución en el peso, que dijeron eran efectos pasajeros.

La inflación anual de precios de alimentos se redujo al 13,1% en agosto, desde el 15,7% en julio. La inflación de los bienes "transferibles" se desaceleró a un 7,5%, desde el 7,9% en julio. Los transferibles se pueden exportar o sustituir por importaciones y por lo tanto son sensibles a los movimientos del tipo de cambio. El peso se ha fortalecido un 6% en los últimos 12 meses después de caer un 39% en los dos años anteriores en medio de precios más bajos para las exportaciones de petróleo y de carbón de Colombia.

El banco central mantuvo su tasa de referencia sin cambios en un 7,75% en agosto, después de levantarla 3,25 puntos porcentuales en sus 11 encuentros anteriores. La economía creció un 2% en el segundo trimestre respecto al año anterior, más débil de lo previsto por el banco central de un 2,6%.

Los responsables políticos se han comprometido a llevar de nuevo la inflación a un rango para finales de 2017, que sería del 3%. El gobierno llegó a un acuerdo en julio para poner fin a una huelga de 45 días de camioneros que había agravado la inflación de alimentos.


Ver comentarios