¡Pésimo negocio!
Paolo Cardozo es asediado por Luis Perla. Cartago y Metapán se hicieron daño empatando. www.imagenesencostarica.com/La República
Enviar

¡Pésimo negocio!

Cartaginés y Metapán empatan y se restan posibilidades en aburrido partido

Cartaginés hipotecó anoche, y a un alto interés, su futuro en la Copa de Campeones de la Concacaf al empatar a cero goles con el Isidro Metapán de El Salvador, poniendo en bandeja de plata el camino de clasificación para el Galaxy estadounidense.

201308272312460.a22.jpg
El partido, de regular para abajo, fue presenciado por muy poco público y tuvo su momento cumbre en un lanzamiento de penal, al inicio de la segunda parte, que desperdició Randall Brenes.
El juego inició con un Isidro Metapán muy apurado. Con cero puntos en dos juegos, los salvadoreños sabían que se jugaban el mantenerse con vida en el torneo. Fue así como los cuscatlecos empezaron a llegar al marco del meta nacional, Wardy Alfaro, que estuvo a la altura cuando fue exigido. No obstante, Cartaginés no lograba organizar su medio campo. Los brumosos resintieron la ausencia de Esteban Sirias y Danny Fonseca, lesionados, aparte de Pablo Herrera que no fue de la partida.
Los paperos empezaron a hacerse presentes en ofensiva hasta el minuto 25, poco después de que el técnico Javier Delgado enviara a calentar a Herrera. Fue como si entonces los jugadores se dieran cuenta de que su técnico no estaba satisfecho y primero el Chiqui, luego Villalobos Chan y posteriormente Cardozo tuvieron opciones frente a la meta visitante.
Herrera, quien hiciese un triplete en el juego de ida ante los salvadoreños, ingresó al 36', en lugar de Scott, y pocos minutos después Ricardo Duarte sustituyó a Kevin Vega, quien salió golpeado; mientras, en el banquillo brumoso el técnico Javier Delgado denotaba preocupación porque los minutos seguían cayendo y su equipo, necesitado de una victoria, no anotaba.
La complementaria arrancó con la misma historia; sin embargo, la oportunidad de oro para darle un giro al partido llegó para Cartago al minuto 50', cuando el defensor Milton Molina bajó a Paolo Jiménez dentro del área. Penal. Entonces al Chiqui Brenes le dieron la llave del partido, pero no pudo abrir la puerta, su remate voló por encima del horizontal y en el banquillo nacional la preocupación se convirtió en congoja.
Estaba claro que el empate no le servía a ninguno. El ingreso de Néstor Monge le provocó alguna mejoría al Cartaginés pero así como los dos equipos buscaban ganar, ninguno quería perder, y al final obtuvieron el resultado lógico, un empate sin sabor a nada, mientras en el norte se frotan las manos porque les allanaron el camino.

Luis Rojas
[email protected]

Ver comentarios