Logo La República

Domingo, 9 de diciembre de 2018



NACIONALES


Pesimismo rodea agenda de implementación

Redacción La República [email protected] | Viernes 09 noviembre, 2007



Promotores del Cafta auguran incumplimiento del plazo si persiste panorama actual
Pesimismo rodea agenda de implementación

• Comex reduce de 12 a 11 los proyectos de la agenda paralela al acuerdo comercial

• Proyectos sensibles como la apertura del monopolio de telecomunicaciones ni siquiera han empezado su trámite ordinario

Carlos Jesús Mora
[email protected]  

La imposibilidad de sesionar de manera extraordinaria, el ausentismo de diputados y por ende la cancelación de sesiones plenarias, el rompimiento continuo del quórum, la presentación excesiva de mociones a los proyectos por parte de la oposición; y ahora las amenazas y atentados contra la seguridad de legisladores en el Congreso y en sus propias casas, se han confabulado para crear un clima tenso alrededor de la agenda de implementación del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (Cafta).
De persistir este panorama, Costa Rica podría correr el riesgo de no cumplir con el compromiso de tener aprobado el paquete de proyectos de acompañamiento al Cafta antes del 29 de febrero de 2008, a criterio de los mismos diputados que impulsan el acuerdo comercial.
En medio de este panorama, la agenda del Cafta vio un poco de luz a finales de esta semana cuando el Ministerio de Comercio Exterior (Comex) decidió prescindir de la Ley de Contrato de Seguros, lo que reduce de 12 a 11 el número de proyectos necesarios para que el tratado entre en vigencia, con ello se podrá destinar más tiempo a la discusión de otros proyectos de la agenda.
“Hicimos una revisión de esta ley y vimos que contiene artículos y estipulaciones que son cubiertas por la ley reguladora del Mercado de Seguros, por lo que podemos sacarla de los 12 compromisos”, dijo Amparo Pacheco, viceministra de Comercio Exterior.
“Es menos trabajo, pero no por ello vamos a bajar la guardia, el tiempo corre y apremia, los 38 diputados que apoyamos el Cafta seguimos comprometidos con Costa Rica”, dijo al respecto Mayi Antillón, jefa de fracción de Liberación Nacional.
Sin embargo, la decisión del Comex generó críticas de la oposición hacia el Ejecutivo, pues consideran que hay inconsistencias en su discurso.
Alberto Salom, diputado del Partido Acción Ciudadana (PAC), cuestionó el hecho de que meses atrás el Gobierno asegurara que la agenda era inamovible.
“Ellos reducen los proyectos de 13 a 11, pues en un principio teníamos también un convenio ambiental con la región, entonces quién garantiza bajo estas circunstancias que el plazo tampoco se puede ampliar”, dijo Salom.
A tres meses y medio del plazo fijado, ninguna de las ahora 11 iniciativas de la agenda paralela es ley de la República, y la que está más cerca de convertirse en tal —la Reforma a la Ley de Protección al Representante de Casas Extranjeras— está en una consulta facultativa en la Sala Constitucional que dependiendo de su informe podría dársele un segundo debate para que entre a regir o recorrer un nuevo trámite para corregirle los eventuales errores.
Entre tanto, en proyectos sensibles como lo son los de apertura en el sector de telecomunicaciones y seguros, ni siquiera hay consenso entre los diputados que defienden el tratado, como tampoco se ha iniciado su trámite ordinario en el Plenario.
La Ley General de Telecomunicaciones, que establece la apertura y regula el mercado en competencia está a la espera de iniciar su tramitación y discusión, por su parte la Ley Reguladora del Mercado de Seguros está a la espera de un texto sustitutivo, el cual podría ser presentado hoy.
El miércoles, Rodrigo Arias, ministro de la Presidencia, aseguró “esperar” que todos los proyectos del Cafta estén aprobados en primer debate a más tardar el 15 de enero de 2008, afirmación que generó diversas reacciones en el Congreso.
“El tiempo no va a rendir, esta agenda no estará aprobada ni el 15 de enero ni antes del 29 de febrero si persiste este panorama”, aseguró Luis Antonio Barrantes, jefe de fracción del Movimiento Libertario.
Por su parte, la diputada independiente Evita Arguedas y el socialcristiano Jorge Eduardo Sánchez compartieron el criterio de Barrantes y achacaron “el actual entrabamiento legislativo” a la fracción del Partido Acción Ciudadana (PAC).
Al respecto, Elizabeth Fonseca, jefa de fracción del PAC, coincidió con sus compañeros diputados en que el plazo no rendiría, y aseguró que su bancada “continuará promoviendo una discusión de altura”.