Logo La República

Sábado, 15 de diciembre de 2018



NACIONALES


Pesimismo del consumidor crece

| Miércoles 01 octubre, 2008



Indice de confianza cayó 19 puntos con respecto a junio pasado, producto del encarecimiento de la canasta básica
Pesimismo del consumidor crece

• Costarricenses prevén que la situación económica no mejorará el próximo año debido a falta de empleo y limitaciones para ahorrar
• La no aprobación del Cafta estaría generando índices de confianza menores en comparación a los de vecinos centroamericanos

Natasha Cambronero
[email protected]

El alto costo de los combustibles, el incremento en las tasas de interés y la escalada en los alimentos golpean el bolsillo y el ánimo de los consumidores. Los costarricenses están perdiendo la esperanza de que la situación económica mejore.
Los ciudadanos sienten que sus ingresos les rinden cada vez menos y que el futuro se vislumbra con un panorama muy oscuro.
En el último estudio sobre confianza del consumidor realizado por la encuestadora alemana GFK, el índice cayó 19 puntos en los últimos cuatro meses y ahora se ubica en 65, muy por debajo de la línea neutra (100 puntos).
Resultados por encima de este nivel denotarían un positivismo de parte de la población.
La caída que presenta este estudio se agudiza con respecto a la situación en 2007, cuando el índice era de 98 puntos, 33 más que los que tiene actualmente.
En el análisis realizado por la firma alemana se valoraron otras variables para conocer las expectativas de la economía en los hogares, el país en general, posibilidades de ahorro y empleo.
Aunque en junio los costarricenses confiaban en que la situación del hogar iba a mejorar en los próximos 12 meses, ahora el panorama es oscuro. El índice disminuyó 40 puntos y actualmente se ubica en 69, aumentando el pesimismo que rondaba entre los consumidores.
A la vez que merma su optimismo respecto al futuro de la economía nacional, los ciudadanos también desconfían en ellos mismos y en sacar adelante sus hogares. El año pasado esta variable se encontraba en 83 puntos, mientras que ahora está en 69 puntos.
Esta percepción podría ser resultado de las pocas políticas implementadas por el Estado para mejorar la situación actual, en donde la inflación ha subido y decrece el poder adquisitivo, especifica el estudio de GFK.
“De manera interna, la modificación en el sistema cambiario nacional ha generado incertidumbre entre los consumidores, que enfrentan una reducción en el poder adquisitivo por el alto costo de los insumos y combustibles, además la revaloración del dólar ha promovido que las tasas de interés se eleven”, aseveró Renzo Céspedes, economista.
Por su parte, en el Gobierno se cree que la caída en la confianza de los consumidores, es el reflejo de la incertidumbre económica que se vive a nivel mundial.
“Esto es resultado de la crisis que está viviendo el mundo entero y de la cual nosotros no nos podemos aislar, Costa Rica no está en una burbuja y no se puede aislar de la situación que se vive principalmente en mercados como el de Estados Unidos”, dijo Oscar Arias, presidente de la República.
De igual forma, el estudio realizado por GFK dejó ver que los ciudadanos tendrán menos posibilidades de ahorrar y de conseguir empleo, ambas variables obtuvieron 69 y 74 puntos respectivamente. Las cifras son inferiores a las registradas hace cuatro meses.
La mala percepción de la economía por parte de los consumidores puede ser resultado de que los salarios rinden cada vez menos.
“La realidad actual es que descontando la inflación anual, el salario se ha visto reducido. A ello se unen los episodios de devaluación cambiaria registrados en mayo y en julio, y el precio del combustible que también golpea todos los días la capacidad de compra”, afirmó Juan Muñoz, director de Gestión de Riesgo de CAMMB.
La desconfianza de los consumidores hacia la situación económica nacional es más crítica que la que registran vecinos como Panamá, El Salvador y Guatemala, naciones que se encuentran con 37, 25, 16 puntos por encima de Costa Rica, respectivamente.
Estos países lograron un incremento en los niveles de confianza de sus consumidores durante los últimos cuatro meses.
Por ejemplo, en junio los panameños tenían niveles de confianza que rondaban los 90 puntos. Actualmente, el índice subió a 101,8.
Esta diferencia en las tendencias entre Costa Rica y las demás naciones del istmo podría ser resultado de la no aprobación del Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica y Estados Unidos (Cafta) por parte del país, afirma el estudio de GFK.
“Los costarricenses están inseguros sobre el ingreso del país en este mercado, eso está generando incertidumbre, mientras que las naciones centroamericanas se sientan más seguras en este ámbito”, manifestó Nuria Marín, analista internacional.
Las encuestas para este análisis se realizaron durante los últimos 15 días de agosto, a 800 personas en el territorio nacional. Los resultados tienen un margen de error de 3,5 puntos y un 95% de confianza.