Enviar
Perspectivas sobre el euro/dólar

Carolina Ríos Rojas- Agente de Bolsa Autorizado

Muchas preguntas han surgido recientemente con la depreciación que el euro está experimentando frente al dólar, algunas son: ¿Es este el comienzo de una nueva tendencia? ¿Será acaso simplemente un movimiento de corto plazo? ¿Un respiro?
Las monedas, al igual que lo que conocemos como renta fija, se mueven a través de las expectativas de tasas de interés.
En la relación euro/dólar específicamente, lo que está interviniendo son las expectativas respecto a los diferenciales de tasas de interés, o sea, la diferencia entre los rendimientos exhibidos por instrumentos similares en euros y en dólares.
Es así como, las expectativas de tasas en euros son hacia la baja, donde están predominando más las preocupaciones sobre la actividad económica que sobre la inflación, esto mientras tanto, en Estados Unidos, el sentimiento es completamente contrario, o sea, las expectativas de tasas de interés son al alza, lo único que hace falta para que empiecen a subir es tiempo.
Esta combinación de tasas en dólares con expectativas al alza, más tasas en euros con expectativas a la baja, hace prever que lo que estamos viendo es una nueva tendencia a la baja, hacia la depreciación del euro contra el dólar, la cual claro está, no va a ser en línea recta, sino, que tendrá algunos reveses en este nuevo camino.
El ajuste a la baja que ha experimentado el euro en poco más de un mes alcanza ya el 8,50% flat, casi un 50% en términos anualizados. De mantenerse las actuales expectativas de tasas de interés en euros y en dólares, sería de esperar que este logre ubicarse para finales del presente año entre 1,40 y 1,35.
Como se ha mencionado, el principal factor detrás de este ajuste es el cambio en las expectativas de tasas de interés en ambas monedas, por lo que habrá que estar muy atentos a aquellos otros factores que puedan alterar estas expectativas.
Considerando esto, aquellos inversionistas que realizaron operaciones de carácter especulativo en euros, deberían repensar su estrategia y reposicionarse en instrumentos que repliquen en forma inversa el nuevo camino que tendría el euro. Al respecto, existen muchos ETF, de las siglas en inglés Exchange Traded Fund, que replican tanto directa como inversamente el tipo de cambio euro/dólar, por lo que se pueden tomar posiciones largas o cortas en estos para aprovechar esta nueva coyuntura.

Ver comentarios