Permita que todos opinen
Enviar

HARVARD

Permita que todos opinen

Mucha gente considera que las reuniones de personal son una pérdida de tiempo. Para volverlas más útiles, intente involucrar a todos los participantes. No permita que los sospechosos de siempre dominen la discusión mientras otros permanecen en gran parte callados. Si quiere oír a todos:

1. Pida ideas con antelación. La gente podrá prepararse, de tal forma que podrá presentar argumentos apoyados con hechos.

2. No deje que algunos acaparen la conversación. Interrúmpalos amablemente. “Perdón, Jorge, lamento interrumpirte, pero quiero asegurarme que tengamos tiempo para escuchar a todos”.

3. Ofrezca el podio a distintos participantes. Cree tiempo aire para los miembros del equipo más callados dándoles una parte específica de la agenda.

4. Haga preguntas directas a distintas personas. “¿Se nos está escapando algo?”. “¿Lo hemos abordados desde todos los ángulos posibles?”. Pregunte inesperadamente a la gente que no hable.

Trabajar rápido no siempre es la mejor idea
Todos sabemos que dejar las cosas para después no es productivo, pero tampoco lo es intentar hacer algo rápido solo para poder marcarlo como finalizado.
Muchos “pre-postergamos” porque constantemente estamos intentando tachar tareas para liberar nuestra memoria de trabajo. ¿Cuántas veces se ha apresurado a terminar algo solo para encontrar que debe volver a hacerlo para arreglar errores?
¿Normalmente aborda primero las cosas fáciles de su lista de pendientes o dedica sus horas de clímax a la tarea más significativa?
¿Alguna vez se ha pasado todo el día respondiendo a correos electrónicos solo para darse cuenta de que ya eran las 5 p.m. y que realmente no había trabajado?
Estas tareas podrían parecer productivas a corto plazo, pero apresurarse a terminar algo (cualquier cosa) desperdicia tiempo cuando tiene que volver a revisarlo y refinarlo. En lugar de estar ansioso por hacer las cosas rápidamente, enfóquese en hacer lentamente y mejor las cosas indicadas.


Negociadores inteligentes saben cuándo descansar
Un buen negociador pide tiempo fuera cuando necesita reagruparse. Si no está seguro de qué hacer, si algo lo molestó y necesita calmarse, o si quiere consultar con colegas que no están sentados en la mesa, no dude en tomarse un descanso.
Es útil alejarse brevemente y evaluar la situación, especialmente si se entera de algo inesperado en la mesa de negociación. El descanso podría ser de diez minutos o de varios días. Si le preocupa enviar la señal incorrecta, solo pida la oportunidad de ir al baño, revisar su correo electrónico o tomarse una taza de café.
Pero es menos raro si establece desde el principio que cualquiera de las partes puede pedir un descanso en cualquier momento. De esa forma, no se ve raro si pide un descanso inmediatamente después que su contraparte ha sugerido una opción que le desagrade.


TEMAS DE CONVERSACIÓN

Falsificación como forma de publicidad gratuita
En un estudio sobre el aumento de falsificaciones en el mercado de calzado chino en 1995, Yi Qian, de la Universidad de Columbia Británica, encontró que el ingreso de imitaciones tuvo el efecto de incrementar un 63% las ventas de los zapatos finos auténticos. La llegada al mercado de imitaciones afirmó el valor de las marcas en la mente de los consumidores y en muchos casos las presentó a nuevos clientes. No obstante, entre la gente de menos ingreso las imitaciones simplemente se comieron las ventas de las marcas.

Cuidado con los teclados
Los teclados de las computadoras de escritorio permiten descansar las manos sobre las teclas conforme se escribe, pero los teclados de pantalla táctil, como los de muchas tabletas, son menos indulgentes. Requieren mantener las puntas de los dedos lejos de la pantalla para no activar teclas accidentalmente. Por tanto, los músculos de la espalda superior que apoyan los brazos son más activos al escribir en una pantalla táctil que al usar un teclado estándar, lo que podría llevar a problemas crónicos de hombro, según una investigación informada por The Wall Street Journal. La velocidad promedio de escritura en las pantallas táctiles también es menos de la mitad de la que se alcanza en teclados de escritorio, descubrieron los investigadores.
 

Ver comentarios