Enviar
Iniciativa pretende incrementar el cultivo de este grano en 2 mil hectáreas en los próximos dos años
Pérdidas obligan a meloneros a probar con maíz

• Productores perdieron cerca del 40% en la última cosecha
• Se espera que en dos años al menos unos 30 agricultores ingresen en la cosecha de este grano

Natasha Cambronero
[email protected]

Los altos costos debido a la compra de fertilizantes, las pérdidas derivadas de la cosecha de esta temporada y la necesidad de incrementar la obtención de granos en el país, propiciaron que los productores de melón y sandía incursionen en el cultivo del maíz.
Naturalmente el objetivo va dirigido a apaciguar los estragos causados en la siembra de esta época, donde se perdió aproximadamente el 40% de la cosecha total de melón.
Asimismo y en virtud de dichas pérdidas, unos 30 productores cultivarán el maíz con la colaboración de la empresa Demasa.
“Esta iniciativa se ha dado anteriormente, pero solo contábamos con dos agricultores pequeños, este año tenemos ocho y para las dos próximas temporadas pretendemos incrementar ese número significativamente”, dijo Sergio Araujo, gerente de Abastecimiento de Gruma Centroamérica, de la empresa Demasa.
Con los cultivos de estos 30 productores, en dos años se espera que la producción de este grano crezca por lo menos en 2 mil hectáreas, por lo cual la cosecha pasaría de 7.900 a las 10 mil hectáreas.
Inicialmente, se estará trabajando con los meloneros y sandieros de la península de Nicoya, Filadelfia, Sardinal, Liberia y Parrita.
Con ello, los agricultores rotarían sus cultivos aprovechando las tierras.
“Los productores podrán aprovechar la infraestructura, en una época en la cual la tierra queda ociosa y le da una mayor utilización de sus recursos”, afirmó Araujo.
La ayuda que brindará Demasa no solo beneficiará a los agricultores puesto que comprarán las cosechas nacionales para dejar de importar una parte del maíz que ellos necesitan como materia prima.
“Demasa estaría sustituyendo de esta manera, parte de materia prima que importa, además los productores se asegurarán su cosecha que será pagada a un precio basado en costos, en el mercado internacional o una combinación de ambos”, finalizó Araujo.

Ver comentarios