Pequeños detalles encienden alerta sobre bebés
La inteligencia debe ser en todas las áreas, tanto física, como intelectual, dijo Priscila Mora, quien desarrolla el programa Super Babies, en el Saint Gregory School. Marco Monge/La República
Enviar

Capacidades no son iguales para todos

Pequeños detalles encienden alerta sobre bebés

Estimulación temprana puede mejorar carencias a corta edad

Tener un hijo con algún problema de desarrollo es impensable para cualquier padre de familia.
Sin embargo, la probabilidad existe y es mejor estar alerta a las señales de que algo no anda bien.

201403272252410.n44.jpg
Si el niño tiene un año de vida y no es capaz de jugar más de tres minutos con un mismo objeto, rechaza comer nuevos alimentos, llora si lo cambian de actividad y evita el contacto físico, hay que buscar ayuda.
No se trata de que el pequeño está enfermo, sino de que requiere  estimulación temprana para desarrollar mejor algunas capacidades.
Lo mismo ocurre cuando en los primeros meses de vida, los bebés no pueden gatear, sentarse sin ayuda, sostener su cabeza con equilibrio o rodar sobre sí mismos.
A determinada edad, los menores deberían tener la habilidad de realizar algunas tareas. El problema se presenta cuando existe una carencia repetitiva.
La estimulación temprana se trata de técnicas educativas. Los ejercicios se aplican a niños desde recién nacidos hasta los seis años.
En el país, la demanda por este servicio va en aumento, al punto que hoy es una parte indispensable en los centros educativos privados que ofrecen la modalidad de maternal.
Por lo general, es recomendada para niños prematuros o con capacidades diferentes, pero muchos creen que con la técnica pueden estimular la inteligencia a corta edad.
El leer al bebé desde que está en el vientre de su madre o poner música clásica para que sea intelectual forman parte de las viejas creencias, hoy los métodos van desde el uso del agua hasta de juegos avanzados.
El costo de las sesiones ronda entre  ¢20 mil por quincena y  ¢75 mil por mes. El precio depende de la frecuencia de las lecciones.
“Es muy común ver a deportistas, que no son capaces de sostener una charla de adultos, la inteligencia debe ser en todas las áreas, tanto física, como intelectual”, dijo Priscila Mora, quien desarrolla el programa Super Babies en el Saint Gregory School.
Si bien, hay algunos detalles que pueden guiar a los padres, la estimulación temprana es más una recomendación de los pediatras.
Hay lugares que están diseñados para los padres que trabajan. Como el centro de atención temprana y rehabilitación Kuno. “Estudios demuestran que para niños discapacitados la principal mejora es en las destrezas motoras”, recalcó Hellen Rojas, propietaria.
El asunto se debe ver en forma integral abordando todas las áreas del desarrollo. Todo depende del momento en que se presente ya que la edad es un factor clave.
“Aunque suene desconcertante, hay cosas que nos pueden hacer notar que algo pasa, como por ejemplo problemas en la motora”, comentó Marta Chaves, pedagoga del Centro de Desarrollo Humano Estimulación Temprana.

María Siu Lanzas
[email protected]
@La_Republica

Ver comentarios