Logo La República

Lunes, 19 de noviembre de 2018



INVERSIONISTA


Pensión-consumo: matar dos pájaros de un tiro

Carolina Acuña [email protected] | Lunes 14 octubre, 2013

“Esto no lo ha hecho ningún otro país del mundo. Seríamos los primeros en dotar de pensión a todos los ciudadanos”, dijo Walter Coto, impulsor del proyecto Pensión-consumo.


Preocupa la burocracia que pueda generar

Pensión-consumo: matar dos pájaros de un tiro

Proyecto de Ley pretende aumentar recaudación y dinero para su retiro

Dotar de pensión digna a todos los costarricenses y además reducir la evasión del impuesto de ventas son dos objetivos que se pretenden lograr con un solo proyecto de Ley: Pensión-consumo.
Este proyecto pretende que del impuesto de ventas que usted paga cada vez que consume se tomen tres puntos porcentuales y se destinen a su fondo de pensiones. Con ello usted tendrá un motivo para pedir su factura al consumir, no importa si es un bien o un servicio, ya que tendrá una devolución de dinero siempre. Si usted consume al mes más de ¢500 mil, un 70% del excedente de esos aportes irán a un fondo solidario para las pensiones de los más pobres.
En el caso de las empresas, el aporte será de 1,5 puntos porcentuales e irá directo a este fondo solidario, y los otros 1,5 serán considerados un crédito fiscal.
“Esta es una idea innovadora. Solo el primer año estimamos que Hacienda estaría recaudando ¢17 mil millones más por el impuesto de ventas de lo que recauda hoy, dado que tendrá más información para evitar la evasión”, dijo Walter Coto, abogado que diseñó este proyecto junto con Fabio Durán, actuario de la OIT.
Con el uso de la factura electrónica y la auditoría ciudadana, Hacienda podría ir reduciendo la tasa de evasión en ventas desde el promedio del 32% actual hasta un 10%. “Otro efecto es que se genera un ahorro nacional que podría utilizarse para inversiones”, añade Coto.
Negocio para todos. Además del beneficio personal en su pensión. Con este proyecto las operadoras de pensiones tendrán automáticamente más ingresos a sus cuentas, el fisco recaudaría más en otros impuestos como renta solo por tener la información de las ventas, las empresas tendrían un crédito fiscal y las personas pobres que pueden optar por una pensión no contributiva tendrían un fondo más robusto al cual pedir ese dinero, sin que el gobierno tenga que endeudarse.
Problemas. Pero no todo sería fácil; el esquema de Pensión-consumo podría tener algunos problemas. Lo primero es que el sistema de factura digital debe estar funcionando y actualmente se encuentra retrasado.
Asimismo hay una creación de un destino específico para un impuesto, algo que generó problemas en el pasado.
“No conozco del proyecto, pero conceptualmente hablando comporta una contradicción tanto de usos específicos de los tributos que la Sala Constitucional ha indicado ilegal, como problemas de orden presupuestario al tratar de efectuar la transferencia institucional de los recursos que agravaría las presiones sobre el déficit fiscal. No tiene sentido resolver un problema de largo plazo en pensiones agravando las ya insanas finanzas publicas. No debe procederse de esta manera, lo que debe es fortalecerse estructuralmente el programa de pensiones de una forma sostenible”, detalla Carlos Camacho, presidente de grupo Camacho.
A pesar de las observaciones y oportunidades de mejora el proyecto recibió el dictamen positivo de una comisión con integrantes de todas los partidos.
Este proyecto #18495 está listo para ser convocado para discutir en el plenario y podría darle una pensión más jugosa, redistribuir la riqueza a través del consumo y alivianar la carga al fisco de hacer todas las auditorías. Si desea más información sobre este proyecto puede ingresar a http://goo.gl/O2QV6W.

Carolina Acuña
[email protected]