Logo La República

Viernes, 23 de agosto de 2019



MAGAZINE


Pejibaye

| Viernes 05 junio, 2009



Pejibaye

El pejibaye, como le decimos en Costa Rica, es uno de los ingredientes obligatorios de la Competencia de Cocina Profesional que se está gestando en este momento y que tiene la final en agosto y en la que compiten más de 90 chefs de todo el país.
Este fruto en realidad tiene un potencial enorme como parte de la gastronomía local y el haberlo incluido como ingrediente obligatorio en esta competencia es un acierto.
El chontaduro, pupunha (pupuña), pijuayo, pixbae, cachipay o pejibaye (Bactris gasipaes Kunth) es una planta de la familia de las arecáceas (la de las palmeras), de hasta 20 metros de alto, nativa de las regiones tropicales y subtropicales de América.
Se aprovecha su fruto, de gran valor alimentario, su madera y el cogollo tierno, que se cosecha para extraer palmito.
En Colombia, en la costa pacífica, se le llama chontaduro el cual se come con sal y se dice que es un alimento afrodisiaco.
En Venezuela, específicamente en la región al sur del Orinoco (Estados Bolívar y Amazonas) se le denomina “pijiguao” o “pichiguao” a esta especie de palma, incluso existe una población con el nombre “Los Pijiguaos” originado por la abundancia de esta especie.
En Perú es abundante en la selva baja de la Amazonía peruana, donde es conocido con el nombre de pijuayo y su fruto es muy consumido por los habitantes amazónicos, de su cogollo se extraer la chonta o palmito para consumo local y de exportación.
En Estados Unidos es conocido como “peach palm fruit”.
En realidad de la planta también se pueden aprovechar todas sus partes y derivados entre los que se encuentra la elaboración de arcos y flechas, uso tradicional entre nuestros indígenas desde siempre. En síntesis el delicioso pejibaye tendrá la extraordinaria oportunidad de lucir su amplia versatilidad en diferentes platos a manos de más de 90 chefs, que competirán haciendo gala de diversas técnicas culinarias no vistas hasta ahora en los platos costarricenses.
¡Buen provecho y hasta la próxima semana!