Enviar
Gobierno analiza posibilidad para prescindir de las cuatro estaciones mediante un decreto
Peajes serían eliminados

• Fisco dejaría de percibir alrededor de ¢4.300 millones anuales

Carlos Jesús Mora
[email protected]

Las cuatro estaciones de peaje en el país serían eliminadas como parte de las iniciativas gubernamentales para reducir el consumo de combustibles.
El Gobierno analiza el marco legal para proceder a eliminar las estaciones y el cobro mediante un decreto ejecutivo.
Eliminar dicho cargo significaría una reducción del ingreso de ¢4.300 millones anuales según estimaciones del Ministerio de Hacienda.
En el país existen cuatro estaciones de peaje en las principales carreteras nacionales (Braulio Carrillo, Florencio del Castillo, General Cañas y Bernardo Soto).
De igual manera el Gobierno analiza la posibilidad de poner a funcionar las rutas intersectoriales mediante un decreto.
La Procuraduría de la Etica cuestionó el proceso emprendido por el Ministerio de Obras Públicas para crear las siete nuevas rutas interlíneas de bus que recorrerían la periferia de San José.
La entidad objetó la participación de tres directivos del Consejo de Transporte Público en el proceso de adjudicación de las rutas, debido a sus vínculos familiares con el consorcio que obtuvo el permiso para operar el servicio.
“No puede ser que les pidamos a los costarricenses un esfuerzo y que no les demos por lo menos un mejor servicio de transporte público, no puede ser tampoco que en este país prive el interés privado sobre el interés público”, dijo Oscar Arias, presidente de la República.
Entre tanto, a partir de esta semana el Ejecutivo intensificará el cabildeo político con los distintos partidos para lograr un consenso sobre la mejor manera de reducir el consumo de combustibles.
Este sábado en la casa del mandatario se darían cita varios diputados para iniciar las negociaciones sobre cuál propuesta —de las que intentan derribar la iniciativa sobre impuesto único presentada por el Gobierno— es más conveniente.
Otra de las iniciativas en las que está amparada la administración es la posibilidad de que el país logre incorporarse al Petrocaribe, iniciativa de integración energética promovida por Hugo Chávez.
En un contexto de escalada en el precio del crudo, que el pasado viernes alcanzó un récord histórico de $147,27, el Gobierno acepta que Petrocaribe surge como la opción de garantiza la provisión de combustibles en condiciones favorables.
Este acuerdo establece la financiación del 50% de la factura petrolera en un plazo de 25 años, con dos de gracia y un interés del 1%, en tanto que el resto debe ser pagado por el país beneficiario 90 días después de recibir el combustible.
Bruno Stagno, canciller de de la República, y Roberto Dobles, ministro del Ambiente y Energía, viajaron a la cumbre de este organismo en Venezuela, para interceder por el ingreso de Costa Rica.
“Ante los elevados precios internacionales, el Gobierno ha decidido explorar la conveniencia de acceder a las facilidades de financiación a corto y largo plazo, y pago diferido que contempla Petrocaribe”, señaló un comunicado difundido recientemente por la Cancillería.


Ver comentarios