Paul Simon exhibe a los 70 su repertorio
Enviar
 Paul Simon exhibe a los 70 su repertorio
Para su nuevo álbum recopilatorio, “Songwriter”, ha seleccionado 32 composiciones que abarcan desde sus comienzos junto a Art Garfunkel hasta su último disco

A sus 70 años recién cumplidos, Paul Simon exhibe su descomunal repertorio en un nuevo álbum recopilatorio, “Songwriter”, para el que ha seleccionado 32 composiciones que abarcan desde sus comienzos junto a Art Garfunkel hasta su último disco, publicado hace solo unos meses.
Considerado uno de los grandes compositores estadounidenses del siglo XX, Simon (Newark, EEUU, 1941) se ve como un autor musical antes que como un artista que graba discos y que interpreta sus temas en directo.

Pero su actividad como creador de canciones, que ha ejercido incesantemente durante el último medio siglo, no le ha impedido mantener el contacto con su público en los escenarios, a los que estos días ha regresado en una gira con la que recorrerá Estados Unidos hasta finales de año.
De la época en la que formó con Art Garfunkel el dúo más célebre de la historia solo aparecen tres temas. En ninguno de ellos se escucha a Garfunkel.
El primero de estos temas es una versión inédita de “The sound of silence” grabada este mismo año, que abre el recopilatorio. Se trata de una interpretación intimista, sobrecogedora, muy alejada de la versión original del tema que Simon compuso con 21 años.
“Songwriter” recupera además la lectura de “The Boxer” que su autor hizo en el multitudinario concierto que ofreció en el Central Park de Nueva York de 1991, y que fue publicado en un doble álbum.
La tercera composición de la etapa de Simon & Garfunkel incluida es la célebre versión de “Brigde over troubled water” que publicó Aretha Franklin en 1971.
Después de este prólogo, “Songwriter” emprende un largo recorrido por la discografía en solitario de Simon, desde su álbum homónimo de 1972, del que se incluye “Mother and child reunion”, hasta el reciente “So beautiful or so what”, editado el pasado abril, que aporta tres temas.
“Songwriter” sirve además para recordar la ambición de un compositor que se abrió a otros sonidos, con resultados tan espectaculares como el de “Graceland”, el disco que grabó con músicos sudafricanos y que se convirtió en uno de los más celebrados de la segunda mitad de los años ochenta.

Madrid / EFE

Ver comentarios