Iris Zamora

Iris Zamora

Enviar
Lunes 16 Mayo, 2016

Pau-de arara… Símbolos


Colgada, atada a un palo en posición fetal, la cabeza colgando hacia abajo, desnuda… se le aplica corriente eléctrica en cualquier parte del cuerpo… pau-de arara, con ese nombre los brasileños llaman a esa tortura, practicada por la dictadura militar… por 22 días, golpeada, torturada, con solo 23 años, Dilma Rousseff supo el costo de enfrentarse al “establishment”. Condenada por un tribunal militar a seis años de prisión y 18 años de inhabilitación de sus derechos políticos. Pesaba 47 kilos luego de purgar tres años en prisión… ya antes también había sido expulsada de la Universidad Federal de Minas Gerais acusada de subversión mientras estudiaba economía, carrera de la que se graduó…
54,5 millones de brasileños la acompañaron en la segunda vuelta. Su segundo mandato fue reconfirmado en las urnas a pesar de las fuerzas conservadoras de derecha.
Julio 2013, la Policía de Curitiba descubre una red de lavado (operación Lava Jato). Más tarde estalla el caso Petrobras. Se desvían fondos públicos con contratos y pago de sobornos a empresarios y políticos. Se estima que poco más de $2 mil millones fueron desviados a cuentas en el extranjero. La presidenta Rousseff envía a tribunales los involucrados…
No habiendo encontrado ningún indicio que ligue a la mandataria con el caso Petrobras, la oposición inicia la cacería contra el expresidente Inácio da Silva. Presidenta nombra a Lula da Silva jefe de gabinete. La oposición sugiere que se trata de una “jugada” de la Presidenta para cubrir de un fuero especial al expresidente Da Silva.


Juez que lideraba marchas contra la presidenta Rousseff, “destituyó” al expresidente Da Silva del cargo de Ministro. Otra instancia judicial dejó sin efecto la arbitrariedad. El 60% de los diputados del Congreso, acusados de corrupción por la Fiscalía de la República, aprueba la apertura del juicio político; uno de ellos Jair Bolsonaro, justificó su voto: “ SÍ, en nombre del coronel Carlos Alberto Brilhante”. El torturador de Dilma… El presidente de la Cámara de diputados, el más apasionado enemigo de Rousseff, Eduardo Cunha, fue procesado por corrupción en el caso de los Panamá Papers y Petrobras.
El jueves, 54 de los 81 senadores brasileños votaron a favor del juicio político. La sucede en el cargo el vicepresidente Michel Temer, implicado en la adquisición ilegal de etanol. Casi inmediatamente es felicitado por el presidente Macri de Argentina.
El secretario general de Ernesto Samper señaló que lo acontecido en Brasil “es el desafío de una mayoría política parlamentaria, a la ciudadanía que eligió democráticamente a la presidenta Dilma Rousseff, con más del 51% de los votos”, agregó que ese organismo regional solicita que se le garantice a la Presidenta el derecho a la defensa como a cualquier ciudadano.
El “impedimento” es una institución legal, eso sí, en manos de la oposición política. Sin duda el juicio será sumarísimo, luego de la votación del Senado 55 a 26…
El jueves igual, que el 1° de enero de 2011, cuando asumió el poder, su traje fue blanco. Con dignidad, fuerza, valor, anunció que continuará luchando, resistiendo, que no renunciaría a su cargo…
Se pueden construir “mayorías” entre corruptos y perpetradores; eso no disimula un nuevo golpe de Estado en las Américas.