Pasión y productividad: El impacto del Mundial en la economía
Enviar

Genere un mejor ambiente laboral y evite ausentismo

Pasión y productividad: El impacto del Mundial en la economía

Efecto negativo en producción será leve

Disfrutar del campeonato mundial puede significar una magnífica oportunidad para mejorar el ambiente laboral entre los colaboradores sin que esto signifique una merma en la productividad de la empresa.
Disponer de televisores en el mismo centro de trabajo, adelantar el horario de entrada o retrasar la salida e insistir en el cumplimiento de objetivos más que de horario, son algunas de las estrategias que las empresas están proponiendo a los empleados para los próximos días de fiesta futbolera.
De hecho, permitir que vean los partidos siempre y cuando cumplan con sus tareas del día es una buena medida para mantener la motivación de los empleados.
Por ejemplo, en la firma farmacéutica AstraZeneca se organizaron espacios para ver los partidos principales, pero no se han cambiado agendas ni se pospusieron proyectos debido al campeonato.
Por su parte, Procter & Gamble obsequió a todos los empleados una camisa oficial de la Selección, se habilitaron algunas áreas con pantallas gigantes como el auditorio, la cafetería y terrazas y se les obsequiarán comidas típicas durante la transmisión de los partidos de Costa Rica.
Una de sus marcas tenía una promoción que consistía en grabar un mensaje a los seleccionados, y la empresa le dio la oportunidad para que sus colaboradores también lo hicieran.
En la empresa Heinz, donde a los empleados les tocará trabajar el sábado, podrán ver sin problemas el partido de la Selección en pantallas que se instalarán en el sitio. Y así ocurre con muchas otras empresas.
En muchos casos, los trabajadores estarían dispuestos a madrugar o quedarse un poco más tarde para cumplir con el trabajo asignado si se les permite disfrutar el partido. De esta forma, las empresas lograrían motivar al personal, evitar un ausentismo generalizado o las solicitudes de permisos, vacaciones, y regresos tardíos a la oficina después de almuerzo, lo que reduce la productividad.
Adicionalmente, contribuirá a mejorar el clima laboral en general y reforzar el sentido de pertenencia a la organización, de acuerdo con Laura Centeno, de Manpower.
Estas tácticas buscan eliminar al máximo la caída en la productividad que tengan las empresas durante la celebración del Mundial. Por lo menos, el Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) no reporta mayor movimiento a la baja en la tendencia general del año durante los meses de junio y julio de los años en que se juega el campeonato.
Incluso, podría decirse que mientras, para algunas empresas la época es muy buena porque aumentan las ventas de consumo, transporte y turismo. Esto compensaría la eventual baja que habría en el sector de manufacturas especialmente, dijo el economista Martín Zúñiga.

201406112333370.n111.jpg

201406112333370.n11.jpg

Colaboró: Suly Sánchez
Rodrigo Díaz
[email protected]
@La_Republica

Ver comentarios