Partidos no tradicionales se quedan con la mitad del electorado
Enviar

El resultado de las recientes elecciones municipales no dejó lugar a dudas: la población está buscando nuevas opciones a los viejos nombres de la política.
Los partidos no tradicionales (PNT), es decir, todos menos el PLN y el PUSC, se quedaron con el 50% de los votos en las elecciones municipales, mientras que en 2010 esa cifra era del 40%.


Los resultados se plasmaron en la cantidad de alcaldías, donde los PNT conquistaron 18, cinco más que en 2010, de acuerdo con la última actualización del Tribunal Supremo de Elecciones.
El grueso de la diferencia se produjo en San José, donde Liberación Nacional perdió siete alcaldías y cinco fueron a parar a manos de los no tradicionales, por lo que será en esta provincia donde se librará la batalla para conquistar a un electorado que no se guía por colores, de cara a las presidenciales de 2018.
Solo en este sufragio, hubo 262 mil votos más que en 2010, de los cuales, 200 mil fueron para los PNT.
De hecho, el voto a las organizaciones fuera del bipartidismo creció un 70% desde 2010, al pasar de unos 300 mil a medio millón.
En ese mismo lapso, el PLN y el PUSC aumentaron su voto en tan solo un 13%.
Esto, que podría sonar a un crecimiento del bipartidismo, cambia cuando se miran ambos lados de la moneda.
La rivalidad entre los dos grandes de la política costarricense disminuyó respecto al total de los votos.
En 2016, el bipartidismo se repartió el 50% de los votos, mientras que en 2006 esa cifra alcanzaba el 70%.
En total, estas elecciones recolectaron poco más de un millón de votos.
 


Ver comentarios