Partido socialista surge como nueva opción para la izquierda nacional
Víctor Artavia, presidente del Nuevo Partido Socialista. Gerson Vargas/La República
Enviar

Un partido pretende socavar las bases del tradicionalismo político y vender una idea de una sociedad más igualitaria, en donde la clase trabajadora es el centro.

Definidos a sí mismos como más izquierdistas que el mismo Frente Amplio, el Nuevo Partido Socialista planea permear estas ideas en la población llenando dos curules en la Asamblea Legislativa, con sus candidatos por San José Víctor Artavia y Heidy Valencia.

Artavia, de 35 años, quien también es presidente del partido, conversó con La República sobre las ideas de su agrupación, algunas muy distantes de las propuestas de los partidos tradicionales.

¿Cuáles son las propuestas de su partido?

Sentimos que la clase trabajadora se ha visto marginada de la política, y al mismo tiempo se le recargan los problemas fiscales y económicos. Nuestro objetivo es refundar socialmente este país y modificarlo, desde el plano fiscal, de género y salarial, entre otros muchos elementos.

¿Qué irían a defender a la Asamblea Legislativa, de quedar electos?

Plantearemos que la crisis fiscal la paguen los sectores que más tienen y combatiremos la ola conservadora que ataca violentamente al país con la famosa “ideología de género”.

Nos posicionamos por un Estado lacio, por derecho al aborto legal, por defender los derechos de las mujeres, el matrominio igualitario entre personas del mismo sexo, la legalización de todo tipo de droga y atender los femicidios como una emergencia nacional.

¿En qué consiste el enfoque de la clase trabajadora que ustedes pregonan?

Nosotros nos vamos a oponer a cualquier medida que atente contra los derechos de la clase trabajadora, como por ejemplo, el tema salarial. Me parece inconcebible que haya toda una campaña política para señalar a los trabajadores del sector público como responsables de la crisis fiscal, cuando los incentivos salariales solo representan un 0,5% del PIB.

Para ustedes el tema fiscal es sensible…

Aumentar el impuesto de ventas es una medida contra los trabajadores, dado que gravar el consumo es un impuesto al salario.

Todavía tenemos una gran evasión fiscal, equivalente al 8,2% del PIB, y corresponde en su mayoría a los grandes contribuyentes. Si solventamos este problema, estaríamos solventando el déficit.

¿Hay alguna similitud entre este partido y el Frente Amplio?

La experiencia que tuvo la gente con el Frente Amplio no fue la mejor, ya que aunque levantó muchas expectativas de la izquierda en la elección anterior, se nota que la fracción legislativa no hizo más que seguir al gobierno del PAC. Es hasta ahora en campaña que comienzan a diferenciarse un poquito.

Realmente, ha sido una fracción que se ha quedado callada ante ataques a la clase trabajadora como la concesión de los muelles de Moín, el congelamiento de los salarios en el sector público y la renegociación de las convenciones colectivas. Se "borró" de las luchas.

Definitivamente no ha sido una izquierda independiente como dijo que lo iba a ser.

¿Está un país capitalista preparado para las ideas socialistas?

Es cuestión de no verlo tan abstracto, sino muy concreto. Nos han vendido un modelo de país que se ha deteriorado profundamente en los últimos años y que los socialistas tenemos la misión de refundarlo desde abajo.

La gente también tiende a asociar el socialismo con regímenes totalitarios como el chavismo o el de Cuba, pero en nuestro partido creemos en otro tipo de izquierda, más “trotskista” (por León Trotski, dirigente socialista), que se contrapone precisamente a esa idea.

Ver comentarios