Parque Nacional Palo Verde recupera 300 hectáreas de humedal
Enviar

El Parque Nacional Palo Verde, ubicado en Guanacaste, celebra la recuperación de 300 hectáreas de humedal que habían sido afectadas por la tifa, una planta invasora que afecta estos ecosistemas.

Por ello realizará este sábado el IV Festival de Aves, uno de los principales atractivos de la zona, ya que gracias a la recuperación del humedal unas 62 especies residentes y migratorias han vuelto.
Esta actividad se inició en 2014, como una medida para atraer visitantes a la zona y con el fin de recaudar fondos para la preservación de los humedales.
Según estimaciones de los administradores, con estas 300 hectáreas libres de plagas es posible divisar casi 24 mil ejemplares de aves acuáticas en el humedal del parque durante la época seca.
Además del festival de aves, quienes quieran asistir al parque se encontraran con caminatas guiadas —a cargo de los funcionarios y guías voluntarios— para el avistamiento de aves, carreras de cintas, presentaciones de grupos especiales y un concierto de marimba, así como exhibición y venta de comidas típicas.
Todas las actividades serán gratuitas y de acceso abierto al público y se iniciarán a las 9 a.m., además se hará un recuento del proceso de recuperación del humedal.
En 2012 se registró la principal afectación en el parque, ya que durante ese año únicamente se divisaron 1.300 especies, mientras que un año antes había unas 22 mil, precisamente por la afectación de la tifa.
Debido a eso, expertos ambientalistas concordaron con que era necesario intervenir el humedal para evitar que se modificara el ecosistema de las aves y a la vez evitar que migraran hacia otras zonas.
Ese año se realizó la campaña Salvemos Palo Verde, la cual ha recaudado cerca de $285 mil en donaciones y con ese dinero se han hecho obras para la restauración del área silvestre.
Por ejemplo, se adquirieron dos tractores, además la contratación de servicios de fangueo y fumigación de la plaga y se capacitó personal del parque sobre manejo y control de especies invasivas.
“Le informamos al país que, de una manera conjunta, alcanzamos la meta de recuperar 300 ha de espejos de agua para la vida silvestre de la zona y qué mejor manera que celebrarlo con este festival donde podremos ver cómo las aves han vuelto a su hábitat”, manifestó Zdenka Piskulich, directora de la Asociación Costa Rica por Siempre.
Adicionalmente se están haciendo esfuerzos para evitar que otras 1.800 hectáreas del parque sufran las mismas condiciones, mediante el convenio entre empresas privadas y la asociación ambientalista Costa Rica por Siempre.
Estos convenios gestionan fondos dedicados a la protección de zonas naturales que presenten algún riesgo de amenaza, ya sea natural o provocada por el hombre.

Ver comentarios