“Paridad política es el mayor logro femenino de este siglo”
“La gente trata de cuestionar mi capacidad, no solo porque soy mujer, sino también por mi color de piel y eso es algo que me ha tocado vivir desde pequeña”, asevera Maureen Clarke, jefa de Liberación Nacional. Gerson Vargas/La República
Enviar

201606052151391.rec-10.gif
Para las próximas elecciones nacionales, habrá una paridad política total en todos los puestos de elección de popular, asegura Maureen Clarke, diputada y jefa de fracción de Liberación Nacional.
De ahora en adelante, los hombres no podrán “escudarse” en la democracia interna de los partidos, para acaparar los puestos con mayor posibilidad de ser electos, gracias a una resolución de la Sala Constitucional, que finalmente fue aceptada por el Tribunal Supremo de Elecciones.

La paridad horizontal y vertical permitirá a las mujeres encabezar las listas de elección popular y al mismo tiempo, intercalar el género en los cargos, porque en la práctica habrá más mujeres electas para la Asamblea Legislativa y los concejos municipales en todos los cargos.
Las nuevas reglas representen el logro político más importante para las mujeres en este siglo, ya que permitirán un mayor empoderamiento.

¿Era la Sala Constitucional la única forma de garantizar equidad en la selección de los puestos de elección popular en los partidos políticos?
A nivel de normativa era la única forma, ya que en varias ocasiones el Tribunal Supremo de Elecciones se negó a exigir la paridad horizontal y vertical, señalando que esa era una potestad de los partidos políticos.
La resolución de la Sala IV es un llamado de atención importante, porque al fin se le dobla el brazo al órgano electoral, que durante años se negó a reconocer el derecho de las mujeres a ser electas en toda su extensión.


¿Se puede considerar esta resolución de la Sala IV, como la mayor conquista política de las mujeres de este siglo?
Creo que sí, porque se trata de una decisión histórica que hará que más mujeres se empoderen y asciendan a puestos de elección popular. Ahora sí tenemos el piso parejo.

¿Espera que en los procesos de selección para diputados del próximo periodo haya reticencia a respetar el mandato de la Sala IV?
No hay que esperar tanto, ya se está dando.
En el PLN, por ejemplo, sé que hay gente resentida y que anda buscando pretextos para interpretar este fallo de una manera distinta.
Ahora, nos vienen a decir que no es necesaria la paridad horizontal y vertical, ya que la selección de los candidatos y candidatas debería hacerse abierta y que la propia conciencia de igualdad de género haría el balance; pero eso no pasa aquí en Costa Rica, eso es solo una cortina para no cumplir.

¿Se debe continuar con el proyecto de ley que ya está en el Congreso?
Lo que abunda no daña. Debemos seguir con el plan, aunque mucho temo que será difícil aprobarlo por la reticencia de los hombres a ceder poder a las mujeres.

¿A qué se debe que las mujeres aún no ocupen puestos de dirección en igual cantidad que los hombres, tanto en el Gobierno, como en organizaciones privadas?
Diría que la principal razón está relacionada con que los hombres no quieren ceder poder; sin embargo, también sabemos que hay una costumbre por parte de las mujeres, que no se sienten empoderadas, y en algunos casos no se sienten bien liderando, ya que fueron educadas para estar detrás de los hombres.
Sin embargo, esto no quiere decir que no queramos estar al frente, hay muchas que sí lo desean y a ellas, hay que motivarlas, para que su deseo de participación política y de dirigencia, sea natural.

¿Qué consejos se les pueden dar a las mujeres para que lleguen a estos puestos?
Lo más importante es que deben creer en sí mismas y aumentar su autoestima.
Por otra parte, es necesario sensibilizar a los hombres de que esta no es una lucha, sino un acompañamiento.
Está comprobado que cuanto mayor participación de las mujeres en la política y las empresas, hay más prosperidad y visión humana.




 


Ver comentarios