Para revalorizar la cultura
La República/Gerson Vargas
Enviar

Para revalorizar la cultura


¿Es la cultura, y el arte como parte de ella, solo para el disfrute y conocimiento de una élite?
Candilejas responde que no a esa pregunta.
Si durante nuestros procesos educativos nos acercan al arte y nos dan conocimientos y vivencias que nos permitan disfrutarlo, ese placer nos acompañará por el resto de nuestras vidas y estará al alcance de todos.
El Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) coincide con esta intención y para llevarla a la práctica abrió una amplia galería en la que cada mes se inaugura una exposición de pintores y escultores nacionales de ambos sexos, provenientes de muchas regiones del país.
Emergentes  unos, ya consolidados otros, han llenado la Sala de Exposiciones de la especial vibración y pasión que irradia el arte.
Los estudiantes del INA y el público en general, tienen así la experiencia de compartirlo al estar al alcance de su mirada.
En nuestro Candilejas de hoy tenemos el privilegio de acercarnos a las obras de la pintora Evelyn Paniagua.
Una explosión de humanidad y color incontenible que nos lleva a diversas emociones – cada espectador construye nuevamente la obra – entre las que sobresale la riqueza que nos da ser pluriculturales.
¿Porqué pinta esto Evelyn Paniagua? Ella lo explica así: “desde muy chica dibujaba y mi mamá también lo hacía. Pero cuando la veía pintando paisajes le preguntaba ¿y la gente? Mi interés estuvo centrado siempre en las personas”.
Y la artista pareciera mostrar el interior de la gente por medio del color, siempre presente en cada cuadro, en los rostros, en las miradas en la expresión de los cuerpos.
Evelyn comenzó estudiando en La Casa del Artista y aunque no tenía dinero para pagar más estudios se encontró con el artista Guillermo “Chino” Porras quien le consiguió becas para el exterior y se convirtió en su mentor.
Sus obras hechas en acrílico sobre tela, han evolucionado. En esta muestra, que estará abierta al público hasta finalizar junio, encontramos cuadros de 2013, 2014 y 2015 que muestran esa evolución.
La necesidad de expresarse por medio del arte llevó a Evelyn a incursionar en otras disciplinas. Así, forma parte ahora de lo que quizás sea el primer grupo de arte estatista callejero.
Esta forma de expresarse es ya muy conocida en otros países de Europa y América, pero no tanto en Costa Rica.
El “Estatismo”, o “Estatua viviente”, es un arte que se adapta a los diferentes eventos.
En el caso de Evelyn, ella explica que, siendo una artista plástica, le resulta “muy interesante y provechoso trabajar vestuarios para que la persona parezca una estatua real.
La formación en otras disciplinas le permite a desarrollarse como artista integral, tal como ella lo prefiere.
Aprendió danza africana, malabarismo, monociclo y en general las disciplinas artísticas para el circo.
El grupo al que pertenece nunca ha tenido un espacio fijo para actuar y no han recibido mayor apoyo de la municipalidad.
Sin embargo, eso no los detiene desde que se iniciaron en esto, hace ya muchos años, siendo Ministro de Cultura Guido Sáenz.
Sin duda, todo en esta creadora tiene origen en su profundo y permanente interés por la gente, en la reacción de cada persona ante la sorpresa de encontrarse de repente frente a una estatua viviente, frente a uno de sus cuadros, o ante el arte circense ofrecido en las calles.

Carmen Juncos / Ricardo Sossa
Editores Jefes
[email protected][email protected]

Ver comentarios