Enviar

¿Para qué un mercado de valores?

En los últimos meses ha habido una serie de iniciativas de algunas instituciones financieras y medios de comunicación, dirigidas al manejo de las finanzas personales, la utilización de instrumentos de cobertura y financiamiento de proyectos para pymes, que definitivamente son necesarios para el desarrollo de la economía.
Todas estas iniciativas son muy positivas pero corren el riesgo de quedarse rezagadas si no se fomenta el desarrollo de un mercado de valores nacionales.
Usted encontrará en el país varias ofertas de inversión en mercados extranjeros, que posiblemente le parezcan atractivas, por la estabilidad de la moneda o por el menor riesgo percibido, pero el verdadero beneficio de esto solo será para usted y no necesariamente para la nación.
¿Por qué esto es importante? Porque el dinero que usted invierte en el país va a financiar proyectos internos; por ejemplo, una de las grandes necesidades es la mejora de la infraestructura vial, el Estado podría perfectamente subir los impuestos para obtener los productos necesarios, pero quizás sería mejor que emitiera bonos atractivos en el mercado local donde usted invertiría no solo por la búsqueda de un retorno, sino por el bienestar del país.
El mejor ejemplo de esto podemos encontrarlo en los llamados Bonos Municipales que han hecho prodigios en países europeos y latinoamericanos contribuyendo de manera efectiva en mejoras a la infraestructura y la educación.
Las llamadas pymes de las que tanto se habla podrían perfectamente encontrar fondos para sus proyectos a tasas de interés competitivas y sobre todo de manera cómoda y segura.
Inclusive obras sociales podrían verse beneficiadas con este mecanismo de financiamiento, donde el mejor ejemplo lo podemos encontrar en la llamada “Bolsa Social” promovida por la Bolsa de Valores de Brasil.
En Latinoamérica suele existir el miedo de abrirse al mercado porque las operaciones y el manejo de los fondos quedan al descubierto, a los ojos de todos, yo le pregunto, ¿acaso existe algún método mejor de control que este?
De igual forma, el desarrollo del ahorro en el país se potenciaría, basta tan solo mirar el desarrollo de los fondos de inversión de Chile y de Perú, de los Fondos de Retiro en Colombia, de los Clubes de Inversión en Brasil que han hecho tanto bien en el desarrollo de una cultura de inversión y no de despilfarro.
Más aún, los ahorristas e inversionistas locales tendrían como continuar creciendo y protegiendo el fruto de sus esfuerzos, sin verse limitados a las opciones que solo les pueda ofrecer la banca que puede ser un grandioso primer paso, pero que no tiene la velocidad del mercado de capitales para ajustarse a las realidades de la economía.
¿Le faltan razones para creerme? No lo creo…

Alfredo Puerta, MBA
[email protected]
Twitter @alfredopuerta

Ver comentarios