Logo La República

Domingo, 18 de agosto de 2019



NACIONALES


Para bien o para mal Costa Rica iría a Petrocaribe

Danny Canales [email protected] | Jueves 11 junio, 2009



Mañana arranca cumbre de San Cristóbal y Nieves en la cual Costa Rica firmaría adhesión
Para bien o para mal Costa Rica iría a Petrocaribe
> Plan garantiza al país suministro petrolero y forma de pago flexible para crudo que se le compre a Venezuela
> Existe temor de que fuerte endeudamiento lleve a Gobierno a suscribir compromiso político con el bolivarianismo

Ya sea para bien o para mal, lo cierto es que la incursión de Costa Rica al acuerdo de cooperación energético conocido como Petrocaribe no tiene vuelta atrás.
Todo está listo para la incorporación a ese plan, liderado por Hugo Chávez, presidente venezolano, solo falta que llegue el momento.
La expectativa era que el ingreso nacional se diera mañana en San Cristóbal y Nieves en la cumbre de países miembros de Petrocaribe, pero hasta ayer las autoridades consultadas desconocían de la invitación.
Una vez que se dé la adhesión nacional, el acuerdo deberá ser ratificado en la Asamblea Legislativa para entrar en vigor, ya que contiene elementos de deuda externa.
De parte del Gobierno, los funcionarios que negociaron el acuerdo y hasta el mandatario Oscar Arias garantizan que la incursión a Petrocaribe solo beneficios traerá.
No obstante, algunos empresarios, legisladores y hasta diplomáticos han mostrado inquietud en torno a que mediante este convenio se llegue a un compromiso más allá de lo comercial con Venezuela.
Los defensores del acuerdo destacan que Petrocaribe le garantizará al país 20 mil barriles de crudo diarios, con flexibilidad de pago que le permitirá a Costa Rica invertir en proyectos productivos, tales como infraestructura y eficiencia energética, tecnologías limpias y reestructuración de la deuda, dijo Julio Matamoros, viceministro de Energía.
Por ejemplo, en este momento en que el precio del crudo se encuentra por los $70 el barril en el mercado internacional, el país se garantizaría pagar la mitad del suministro en 90 días y el otro 50% en un plazo de 25 años, con un interés del 1% anual.
Y en caso de que el precio del petróleo superase los $100 por barril, el plan establece que el 40% se pague a corto plazo y el 60% durante 25 años. Si rebasara los $150, la forma de pago sería un 30% pronto y el 70% a largo plazo.
Actualmente la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) le debe pagar el 100% del crudo que le compra a Petróleos de Venezuela (PDVSA), en un plazo de ocho días.
El propósito de la flexibilidad de pago es para que los gobiernos que forman el convenio petrolero inviertan los recursos que no deben destinar a la compra de crudo en la promoción de proyectos productivos y sociales.
Sin embargo, no todos los sectores duermen tranquilos con la posibilidad de que Costa Rica forme parte del acuerdo liderado por el mandatario Hugo Chávez.
Uno de los que presentaron su inquietud fue Peter E. Cianchette, embajador de Estados Unidos en Costa Rica. En setiembre, el diplomático comunicó “esperemos que (Petrocaribe) sea solo un trato comercial y que no lleve a otras insinuaciones”.
Una posición semejante planteó el economista Alberto Franco, quien opinó que “el principal riesgo que le veo es el no saber, explícitamente y de antemano, qué espera a cambio Venezuela de parte de los países que suscriben el acuerdo”.
Los proyectos que se financiarán con los recursos que liberará el plan energético de la factura petrolera es otro tema en el que algunos sectores solicitan que se ponga atención, debido a que si se invierten en obras riesgosas podría generar pérdidas.
“Petrocaribe es un buen negocio país en la medida en que los recursos que se ahorran son dedicados a algún tipo de inversión que genere una ganancia similar a la cuota del préstamo”, comentó Greivin Salazar, economista de la Universidad Nacional.
Además, si los proyectos que se desarrollarían con el ahorro petrolero se hacen de forma ineficiente o abusiva, el efecto neto sería negativo para la economía.
El temor de que el país supere la capacidad de endeu
damiento con los beneficios crediticios que ofrece el acuerdo comercial, planteado por Mario Quirós, diputado del Movimiento Libertario, es otra inquietud sobre Petrocaribe.
Del lado del Gobierno, se niega que Petrocaribe le genere al país algún compromiso político, al tiempo que afirman que los recursos se invertirán no solo en proyectos con éxito garantizado y en el pago de deudas por parte del Ministerio de Hacienda.
“La adhesión a Petrocaribe no implica ser parte del ALBA (Alternativa Bolivariana para las Américas)”, respondió el presidente Arias mediante la ca
dena de noticias EFE, a la inquietud en torno a la posibilidad de que el acuerdo traiga consigo un eventual compromiso político con el Gobierno de Venezuela.
Tanto Matamoros como José León Desanti, presidente ejecutivo de Recope, comunicaron que hasta ayer por la tarde no tenían noticia de la invitación a la cumbre de Petrocaribe, en tanto que en la Cancillería no atendieron la consulta.
Por su parte , el diputado venezolano Angel Rodríguez habría afirmado que en la cumbre de Petrocaribe se daría el ingreso de Costa Rica, según las agencias de noticias.





Danny Canales
[email protected]