Enviar
Pantalla chica en 3D

Los programas de televisión del futuro se podrán ver en tres dimensiones en dos años

Los Angeles
EFE

Los programas de televisión se podrán ver en tres dimensiones gracias al desarrollo de la tecnología digital que ya se está probando en retransmisiones deportivas.
Los promotores de la nueva generación vaticinaron el florecimiento del 3D en un plazo de dos años, primero en las salas de cine y posteriormente en la pequeña pantalla.
Está previsto que 16 filmes de este tipo lleguen a la cartelera en 2009, una cifra que se irá incrementando, al igual que el número de salas preparadas para su distribución.
Directores ganadores de Oscar como Robert Zemeckis, James Cameron, Steven Spielberg o Peter Jackson pusieron ya en marcha proyectos con esta tecnología.
A pesar de que se comenzó a experimentar en tres dimensiones en la primera mitad del siglo XX, las complejidades técnicas y los elevados costos impidieron el despegue de este formato.
La rentabilidad de películas como la reciente “Journey to the Center of the Earth”, que obtuvo más de $60 millones en ingresos en taquilla, acabaron por desterrar las dudas sobre su éxito.
“Hacer 3D se ha simplificado y ahora no se altera la forma de trabajar del cineasta, ni se ralentiza el proceso, si bien hay cosas que no se pueden hacer (como algunos efectos especiales) e implica un aumento de costo del filme de un 15% a un 30%”, explicó Steve Schklair, fundador de la empresa 3ality Digital Systems.
En los últimos tres años el número de cines con capacidad para proyectar en tres dimensiones ha pasado de 87 a 1.300 en Estados Unidos y esta cifra superará las 6.500 salas en todo el mundo en 2009.
El resurgimiento de las tres dimensiones no supondrá, sin embargo, el fin a medio plazo de las películas tal y como se ven actualmente, ya que muchas producciones optarán por ofrecer los dos formatos, 3D y 2D, para llegar a un mayor número de público y multiplicar su beneficio.
Seguirán siendo necesarias las características gafas de colores cada vez más perfeccionadas, incluso en los hogares, donde las películas 3D con la calidad que se consigue en el cine estarán disponibles en dos o tres años.
Uno de los problemas con los que se enfrenta el desarrollo de las tres dimensiones en la pequeña pantalla es la falta de estándares tecnológicos para la reproducción de este formato, así como la introducción de los dispositivos electrónicos en los televisores.
“En cinco años, las temáticas de películas en 3D no serán solo de animación o para toda la familia, habrá de todo, incluso terror. ¿Qué puede ser más terrorífico que un filme de miedo en el que uno siente que está dentro de la historia?”, concluyó la productora Charlotte Huggins.
Ver comentarios