Panorama continúa nublado para los inversionistas
Enviar
Panorama continúa nublado para los inversionistas

Los repentinos cambios en el valor de la moneda estadounidense y la subida de las tasas de interés generan incertidumbre en el mercado financiero


Israel Aragón y Víctor Sanabria
[email protected]
[email protected]


Los radicales cambios que se han dado en la cotización de la divisa estadounidense y la tendencia al alza en las tasas de interés, plantean al inversionista un nuevo panorama de juego, cargado de mayor incertidumbre y volatilidad.
Una variación de ¢18 en el valor del dólar en ventanilla de un día para otro, como ocurrió hace dos semanas, implica importantes consecuencias para aquellos que apostaron por colocaciones a corto plazo, tanto en dólares como en colones.
El sistema cambiario utilizado en el país desde octubre de 2006, que deja al dólar más a merced del comportamiento de la oferta y demanda de esta divisa, vino a agregar una importante dosis de inseguridad al mercado, que a juicio de expertos, genera un riesgo que no debe pasar inadvertido.
“Todo depende del tipo de inversionistas. Si son sofisticados, con conocimientos del mercado cambiario, suelen estar más dispuestos a aceptar el riesgo, pero si son inversionistas con menos conocimientos de la industria, no se les recomienda especular, porque muchas de las situaciones que lo afectan son atípicas y difíciles de prever”, dijo Manrique Lizano, analista de Grupo Acobo.
Para el investigador económico el sistema de bandas es aún muy reciente y se observa mucha volatilidad en el tipo de cambio, por lo que no se recomienda pretender sacar provecho de los cambios en la cotización de esta moneda.
Para Felipe Brenes, gerente de negocios de SCRiesgo, “los inversionistas deben contemplar el riesgo cambiario —si van a cambiar de moneda—, esto en busca de prevenir un impacto negativo en sus posiciones al hacer una inversión en una moneda que pueda cambiar de valor en cualquier momento.
Ambos especialistas coinciden al recomendar a quienes decidieron invertir en colones no cambiarse a dólares, pues la depreciación sufrida en las últimas semanas les generaría pérdidas.
También consideran que el dólar se mantendrá alto e incluso que podría subir aún más, manteniéndose pegado al techo de la banda por el resto del año.
Entre las causas con las que justifican este comportamiento están la inflación, los precios internacionales del petróleo y el de los alimentos, así como la desaceleración de la economía de Estados Unidos.
Rolando Cervantes, gerente general del Grupo Sama, apoya este criterio pero opina que “las presiones se moderarán”. “Enfrentaremos en los próximos meses una depreciación moderada, que no da mucho espacio para la especulación. En una primera etapa entraremos en un proceso parecido al anterior de minidevaluaciones; en una segunda etapa es probable que veamos alguna fluctuación del dólar”.
Sobre la posibilidad de empezar a invertir en otras monedas como por ejemplo el euro, tomando en cuenta su creciente fortalecimiento y para evitar el riesgo cambiario, Cervantes se mostró cauteloso al señalar que “la mayoría de los analistas internacionales tiene una percepción no muy favorable sobre el comportamiento del euro en un plazo de seis o 12 meses, esto debido a que el Banco Central Europeo ha anunciado que no subirán las tasas de interés”.
La otra variable que generaría cambios en la industria local es el alza que han registrado las tasas de interés. Así por ejemplo, la tasa básica pasiva, promedio de las tasas de interés en colones de los bancos comerciales y entidades financieras no bancarias ofrecidos por los depósitos a seis meses, llegó a un mínimo récord del 4,25% en mayo pasado. No obstante, la semana anterior ya se ubicaba en el 7%.
El aumento de las tasas se encuentra relacionado con la intención del Banco Central de disminuir el ritmo de crecimiento de las carteras de crédito, que se convierte en uno de los principales estimulantes de la inflación, según el criterio de los varios especialistas consultados.
Ante el aumento en las tasas, los especialistas recomiendan al inversionista inclinarse por los instrumentos con tasas variables, para prevenir pérdidas.
“Las carteras en colones de renta fija de mediano y largo plazo tendrían una afectación negativa en su valoración, por dos razones, por un aumento en la tasa de interés y otra por el aumento en el tipo de cambio”, dijo Cervantes, gerente de Sama.
Para Jeffrey Umaña, corredor de bolsa de Lafise Valores, hay dos opciones que el inversionista puede considerar, uno “la compra de bonos con tasa variable a más largo plazo con el objetivo de sacar provecho del aumento que experimenten las tasas de interés”.
Por otra parte, el “trader” considera que “una mejor opción es invertir en bonos de corto plazo, para que una vez que haya estabilidad en las tasas se puedan ubicar en inversiones que no se vean afectadas por la caída en los precios”.
Ante estas variables, el mercado no ofrece una gran variedad de productos con qué invertir. Lo importante es no cambiar de instrumentos, sino de plazos de vencimiento.
Manrique Lizano, de Acobo, considera que “para las personas que invierten en dólares las tasas de interés también van a subir, pero en el actual sistema de tipo de cambio estos agentes deben tener presente que en cualquier momento se puede dar una apreciación, entonces deben tener en cuenta no solo lo que ocurre con las tasas de interés, sino también cómo se comporta el tipo de cambio”.



Ver comentarios