PANI acompaña a la familia en la crianza de sus hijos e hijas
Fotos: Shutterstock
Enviar

¿Qué sentiría y pensaría usted si por cometer un error su pareja le pegara? 

Inaceptable ¿verdad? Sin embargo, esa es la realidad de muchas niñas, niños y adolescentes cuyos padres los golpean bajo la excusa de “educarlos”.

Parece urgente un cambio de educación y cultura en las personas adultas acerca de la niñez y la adolescencia.

El Patronato Nacional de la Infancia de Costa Rica (PANI), trabaja para que se respeten los derechos de las niñas, los niños, y se enfoca en una labor preventiva en los adolescentes. Es decir, actuar antes de que la violencia haya caído sobre ellas y ellos.

Continúa, desde luego, la atención y los servicios de esta institución para las situaciones cuando ya el problema se ha presentado, sea por causas individuales, de la sociedad, institucionales o de la propia familia, explica la Dra. Elízabeth Ballestero Araya, psicóloga con maestría en Derechos Humanos de Niñas, Niños y Adolescentes, a cargo de la Gerencia Técnica del PANI.

Pero el nuevo paradigma, además de enfocarse en los niños, niñas y adolescentes antes mencionados, es decir, los ya afectados por un problema, se centra en la población general.


El actual proyecto de Unidades Móviles del PANI, para orientación y consejos a las familias, es con el objetivo de cubrir zonas donde la institución no cuenta con infraestructura.

Estos centros de encuentro con padres, madres o encargados de las personas menores de edad, son para conocer las mejores prácticas para la educación de los últimos.

Quienes asisten a dichos centros, podrían convertirse a su vez, luego, en formadores para sus comunidades, explica la Dra. Ballestero.

Durante las últimas décadas, la adolescencia se ha convertido en una de las partes del ciclo vital que más interés suscita en investigadores y profesionales.

Sin caer en el error de presentar a esta etapa de la vida como un drama sensacionalista, existen estudios realizados en diversos países que indican que durante la adolescencia aumentan las conductas de riesgo, surge una mayor inestabilidad emocional y son más frecuentes los conflictos entre padres e hijos.

También hay que destacar el impacto que tienen sobre el desarrollo adolescente muchas de las transformaciones sociales, económicas, tecnológicas y demográficas que afronta nuestro país y el mundo en general.

Las modernas tecnologías y formas de comunicación, la diversidad étnica y cultural de las sociedades del mundo actual y los cambios que ha experimentado la familia son, sin duda, factores estresantes para muchos adolescentes.

Hablar de los derechos de los adolescentes obliga a reconocerlos como ciudadanos, como personas capaces de expresar sus puntos de vista y de tomar decisiones sobre las cuestiones que los afectan.

Hace una década, José Antonio Marina comenzó con un movimiento llamado “Movilización Educativa” que consiste en movilizar a toda la sociedad civil para conseguir mejorar el sistema educativo español.

Buscó un equipo multidisciplinario para este ambicioso proyecto. Tenían que llegar a todos los agentes implicados en el ámbito educativo como son la escuela, las familias, las empresas y los gobiernos, porque Marina estaba convencido de que para educar a un niño hace falta la “tribu” entera.

Son muchos los padres y madres que, en un mundo tan cambiante como el de hoy, se dan cuenta de que sus hijos necesitan una forma de educación diferente a la que ellos han recibido.


De ahí que el PANI haya pensado en lo que llama “Academias de Crianza” para madres, padres o encargados de las personas menores de edad, y las ha llamado “Academias”, no escuelas, porque esas personas ya saben, pero necesitan especializarse.

No obstante, la labor debe involucrar a muchas entidades públicas,  privadas y a la sociedad.

Hoy en día hay claridad sobre la necesidad del acompañamiento para una crianza respetuosa que propicie el desarrollo integral de los niños, niñas y adolescentes y de cada persona en la familia.

Carmen Juncos y Ricardo Sossa
Editores jefes y directores de proyectos

[email protected]

Fuente: www.cop.es, www.unicef.org, www.universidaddepadres.es 

Ver comentarios