Logo La República

Lunes, 25 de marzo de 2019



EDITORIAL


Panamá y Costa Rica: un buen intercambio

| Viernes 25 junio, 2010




Promover el turismo en las zonas fronterizas panameño costarricenses, además de contribuir a crear un mercado de valores común podría ser parte de las iniciativas a trabajar conjuntamente

Panamá y Costa Rica: un buen intercambio

Aprovechar las oportunidades que en materia comercial ofrece Panamá es uno de los retos en los que el país debe trabajar, especialmente en cuanto a la plataforma que establece el Tratado de Libre Comercio.
Las estructuras económicas de ambos países son complementarias en áreas como servicios, donde Panamá tiene gran experiencia y un mercado potencial; otros sectores en los que el intercambio podría resultar exitoso es en manufactura, agrícola y ganadería, en los que Costa Rica tiene buena capacidad productiva.
Las posibilidades para hacer negocios exitosos son en ambas vías, el país podría aprovechar la ventaja en balanza comercial que actualmente tiene frente al vecino del Sur.
Las exportaciones costarricenses con destino a Panamá en 2009 sumaron $436 millones, mientras que las importaciones de bienes totalizaron $216 millones. Lo anterior significa que el país canalero tiene un déficit de su balanza comercial de $220 millones con nuestro país, según datos de la Promotora de Comercio Exterior de Costa Rica.
Si se compara con otros países, Panamá es el cuarto socio comercial en importancia, por debajo de Estados Unidos, China y Holanda. Cerca de 1.700 bienes son exportados de suelo nacional por 512 compañías, lo que convierte a Panamá en el segundo destino de importancia según el número de productos exportados y cantidad de empresas exportadoras.
Estas cifras aunque son alentadoras podrían ser más positivas si ambos países aprovecharan su cercanía fronteriza para mejorar el intercambio comercial. Costa Rica debe aprender del desempeño económico favorable de su vecino, especialmente en lo que se refiere a inversión en infraestructura y al mejoramiento del poder adquisitivo de su población.
Promover el turismo en las zonas fronterizas de alto atractivo turístico como Corcovado y Puerto Viejo en Costa Rica, o Boquete y Bocas del Toro en el lado panameño, además de crear un mercado de valores común podría ser parte de las iniciativas a trabajar conjuntamente.
El tratado incorpora en materia de servicios e inversión el comercio transfronterizo de servicios, servicios financieros, y telecomunicaciones, áreas en las que también se puede sacar gran provecho.