Logo La República

Sábado, 13 de julio de 2024



FORO DE LECTORES


Panamá nos aventajó con su sector eléctrico, gracias a su libre mercado

Ricardo Trujillo gerencia@fibrotel.cr | Miércoles 03 julio, 2024


RT


Ricardo Trujillo Molina MScEE

gerencia@fibrotel.cr

Los voceros monopolistas del ICE se ufanan y vanaglorian constantemente por los logros alcanzados por su ente en el desarrollo eléctrico regional. Sin embargo, al comparar esos cacareados logros con los actuales de Panamá, nos daríamos cuenta del empantanamiento y atraso de nuestro sector eléctrico al que nos han arrastrado y las mentiras que nos han venido contando por años.

Lo cierto es que Panamá nos superó ampliamente en el desarrollo del sector eléctrico desde que su mercado dejó de ser monopólico y se abrió a la libre competencia con aportes e inversiones del sector privado.

La confirmación de lo anterior es manifiesta al leer en un reciente reportaje periodístico, que el DOCSE en una comparecencia ante la Junta Directiva del ICE, ha ratificado su planificación para compras de energía el próximo verano a Panamá, específicamente a la nueva planta de gas natural en ciclo combinado ubicada en la isla telefers cerca del puerto Colon y cuya potencia máxima será de 670 MW de potencia.

Ciudad de Panamá — 23 de marzo de 2022- GE (NYSE:GE) anunció ayer que fue seleccionado para suministrar equipos de generación de energía capaces de producir una cantidad prevista de 670 megavatios (MW) para la central eléctrica Generadora Gatún, en Panamá. La planta, propiedad del Consorcio Grupo Energy Gas Panamá, y que incluye a las empresas privadas

InterEnergy Group y AES Panamá, se construirá en la Isla Telfers, cerca del puerto de Colón, junto al Canal de Panamá. La noticia se dio a conocer durante la ceremonia de colocación de la primera piedra para la construcción de la central, en presencia del presidente de la nación centroamericana, Laurentino Cortizo; el presidente de GE CALA, Luis Felipe Carrillo y de los presidentes de InterEnergy Group y AES Panamá. Se espera que esta planta juegue un papel crucial para la diversificación de la matriz energética de Panamá, que actualmente depende, en gran medida, de la generación de energía hidroeléctrica; mientras que, su flexibilidad operativa, apoyará la entrada adicional de las energías renovables, que será crucial para el objetivo de Panamá de generar el 70% de su energía a partir de fuentes renovables para el año 2050, como se establece en el Plan Nacional de Energía de Panamá. “Una vez entre en operación en 2024, Generadora Gatún será la central eléctrica de gas natural más grande y eficiente de Panamá y Centroamérica. Con esta planta, que usará una tecnología de turbina de gas altamente eficiente y flexible, se fortalece la matriz energética al insertar potencia firme, que le da confiabilidad al sistema y se dará un paso importante dentro de la transición hacia una generación mucho más sostenible respaldada por energías más limpias”, dijo Jorge Perea, CEO de Generadora Gatún.

Generadora Gatún será alimentada por equipos de GE: dos turbinas de gas 7F.05 con sus generadores A63, dos generadores de vapor de recuperación de calor (HRSG) de triple presión, y una turbina de vapor STF-D600 con un generador de vapor A63.

También proporcionará el sistema de control integrado Mark VIe, soluciones de ciberseguridad de GE Digital, soluciones dediagnóstico de monitoreo remoto y un acuerdo de servicio de 20 años que cubre inspecciones, pruebas, servicios de reparación y piezas para las interrupciones. “Estamos muy orgullosos de participar en el proyecto de Generadora Gatún y celebrar su puesta en marcha con el presidente de Panamá, las autoridades locales y el Consorcio Group Energy Gas Panamá”, dijo Luis Felipe Carrillo, presidente de GE para CALA . “Esperamos realizar este proyecto por el futuro de la energía en Panamá.

Estas son los parámetros e indicadores publicados por su Autoridad Reguladora de Servicios Públicos ASEP al mes de abril del 2024 y que demuestran el título de este artículo. Vamos a compararlos no con los que nunca publica la Aresep, pero si con los más recientes que ha publicado el ICE.

Potencia total instalada en Costa Rica es de 3,600 megavatios, mientras que en Panamá de 4,240 MW. La máxima demanda histórica de potencia en Costa Rica fue de 1953 MW el pasado 19 de marzo, el día más caluroso del año en plena temporada turística, mientras que en Panamá fue de 2,235 en agosto del 2023. Esta potencia superior instalada en Panamá demuestra que se pueden construir todas las nuevas plantas que el país requiera y hasta contar con excedentes para exportación permitiendo el capital privado en un régimen y mercado en competencia sin deterioro o degradación o puesta en riesgo de la estabilidad y confiabilidad de un sistema nacional.

Para enfrentar la alta demanda durante los meses de menos lluvias del ano, la diversificación de la matriz de generación es sumamente importante ya que permite generar más energía en sustitución de la hidroelectricidad dominante en ambos mercados. En Costa Rica el porcentaje de la potencia de las plantas hidroeléctricas con respecto al total instalado es del 70% , mientras que en Panamá es de solo el 43%.

Entre las tecnologías más utilizadas para generar electricidad no hidroeléctrica en los meses del verano se encuentran la fotovoltaica, con la cual Panamá ya cuenta con un 13% de su total de potencia instalada, es decir con 552 Megavatios, mientras que en Costa Rica solo tiene el 0,1% del total de la potencia instalada, pues el ICE solo tiene UN MEGAVATIO de potencia fotovoltaica instalada en su planta de Miravalles, mientras que coopeguanacaste cuenta con 2 plantas totalizando 10 MWatts, la de Juanilama y la de Huacas. Coopelesca todavía no ha podido poner en operación su planta de 5 MW en pocosol y la planta solar de Valle Escondido también de 5 MW sigue sin entrar en operación después de más de dos años de litigio entre el ICE y el consorcio privado BMI del grupo de las empresas de Virgin Atlantic del multimillonario BRANSON.

La situación del SEN en Costa Rica esta enfrentando un periodo critico el cual esta obligando al ICE a planificar importaciones de energía de Panama para el próximo ano en el orden de los 457 GWhora de acuerdo al más reciente plan operativo que ha publicado para el quinquenio 2023 al 2027.

Los costos marginales o costos de producción más altos del sistema eléctrico panameño son publicados cada mes por la ASEP y el ultimo de ellos es de US$ 220 por Megavatiohora

Aquí en Costa Rica ese valor es un enigma por la manifiesta incapacidad e inoperancia de la ARESEP. Si se mantuviesen los costos marginales del SEN panameño en ese valor, y asumiéramos que el ICE comprara la energía a un costo similar, el total de las importaciones del ICE para el2025 seran del orden de los US$ 220 x 457,000 MWh = US$ 100 millones de dolares, dineros que no saldrán de las arcas del ICE, sino que de los bolsillos de los abonados.

El mayor de los contrasentidos en esta situación es que la permitimos al ICE que seamos los abonados los que nos veamos obligados a pagar de nuestro dinero y bolsillos los errores de planificación y operación que cometen sus jefaturas. Como es posible que el ICE nos venda la energía del mas alto costo centroamericano en el orden de los US$ 200 por megavatio hora equivalente a US$ 0,20 centavos por kilovatio hora equivalente al tipo de cambio actual a 107 colones por kilovatio hora, cuando con la ley 10,086 el abonado puede perfectamente generar su electricidad para autoconsumo a solo C 20 o menos por kilovatio hora.

Somos sinceramente un país de siervos menguados sometidos a la dictadura de los entes del estado tal y como lo ha expresado nuestro presidente recientemente, pero seguimos confundidos por la demagogia del frente amplio, de la izquierda universitaria y de los empleados de gobierno, que vivimos en una ejemplar democracia.

Con el paso del tiempo y los años, solo DIOS sabrá salvar a Costa Rica de tan singular embrujo, engaño, mito o distorsión de la realidad político social, como nos sintamos mejor enfocándolo.

















© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.