Enviar
Palin y Biden chocan por economía

Candidatos a la vicepresidencia de Estados Unidos protagonizaron ayer su único debate de la campaña electoral

San Luis
EFE

Los candidatos a la vicepresidencia de Estados Unidos, el demócrata Joe Biden y la republicana Sarah Palin, discreparon ayer en su debate sobre cómo hacer frente a los actuales problemas de la economía en el país.
En el esperado debate, celebrado en la Universidad George Washington en San Luis (Misuri), ambos aspirantes criticaron mutuamente sus planes para el recorte de impuestos.
Palin, que saludó a Biden preguntándole “¿puedo llamarte Joe?”, afirmó que es necesario mantener los recortes de impuestos actuales para impulsar la economía y ayudar a crear empleo.
Por su parte, Biden afirmó que él y su cabeza de partido, Barack Obama, recortarán los impuestos a quienes cuenten con ingresos inferiores a los $250 mil anuales, “el 95% de la población”, pero los aumentarán a los más ricos y a las grandes empresas.
Eso, según el senador por Delaware, es “justicia para el motor de la economía en Estados Unidos, la clase media: cuando la clase media prospera, Estados Unidos prospera”.
Palin replicó que ese plan “olvida a millones de pequeñas empresas” que verían sus impuestos aumentar y su productividad reducirse.
“El Gobierno no es la solución a menudo y con frecuencia es el problema. Debemos dejar que el sector privado crezca y prospere”, sostuvo.
Ambos aludieron también al plan de rescate del sistema financiero que el Congreso estadounidense debate esta semana y que está valorado en cerca de $700 mil millones.
Los dos aspirantes se declararon partidarios de su aprobación para hacer frente a una parálisis en el sistema de crédito que amenaza con extenderse a las economías familiares.
La gobernadora de Alaska a
firmó que “hay miedo entre las familias de Estados Unidos... la economía está dañada, es necesaria una reforma y John McCain, el candidato presidencial republicano, es quien puede ofrecerla”.
Por su parte, Biden declaró que “es necesario un cambio fundamental en el foco de la política económica” y centrarse en la clase media.
Comienza el debate más esperado: Palin contra Biden
El cara a cara de anoche se produjo en momentos en los que, desde diferentes sectores, se pone en duda la capacidad de Palin para ocupar el cargo, especialmente tras tres entrevistas en televisión, consideradas incluso por algunos republicanos como “decepcionantes”.
El debate, moderado por la periodista negra Gwen Ifill, de la televisión pública, minimizará por su formato la interacción entre los dos candidatos, a insistencia de la campaña de John McCain, que argumentó que permitir las respuestas directas entre uno y otro perjudicaría a Palin por su menor experiencia en este campo.
Palin, de negro, con faldas, altos tacones y el pelo suelto, y Joe Biden, sobriamente ataviado, pero con una corbata turquesa, se saludaron con un apretón de manos al salir al escenario de la Universidad de Washington en San Luis (Misuri), en el corazón de Estados Unidos.
Desde el pri
ncipio del debate, la puesta en escena de ambos candidatos fue muy distinta: Él contestó mirando a la moderadora de manera sobria, mientras ella habla directamente a la cámara sonriendo e, incluso, se permitió lanzar un guiño.
El debate llega en un momento crítico para la campaña de McCain, que ha visto cómo se escapa en las encuestas su rival, el demócrata Barack Obama.
La principal razón es la crisis financiera, que le duele a McCain porque se ha declarado bajo el mandato de un presidente republicano, pero las actuaciones de Palin en las últimas semanas tampoco le han ayudado mucho.
Entre un 50 y un 60% de los estadounidenses ahora cree que la gobernadora de Alaska no tiene la suficiente experiencia para ser presidenta, si fuera necesario que ocupara ese puesto.
Palin era una desconocida en la política nacional antes de que McCain la escogiera.
Biden, en cambio, entró en el senado en 1973, es presidente del Comité de Relaciones Exteriores y profesor de derecho constitucional.
Las encuestan indican que solo un 20% de los estadounidenses opina que Biden no está cualificado para ser presidente.
Palin tenía que demostrar, por ello, que tiene el talento necesario para ocupar la Casa Blanca.
Tradicionalmente, los debates entre candidatos a la vicepresidencia han tenido escaso impacto en la intención de voto, dado que los estadounidenses se fijan en el cabeza de fórmula a la hora de ir a las urnas.
A nivel nacional, Obama le saca a su rival republicano casi 6 puntos en intención de voto, de acuerdo con RealClearPolitics.

Ver comentarios