Logo La República

Jueves, 13 de diciembre de 2018



INVERSIONISTA


Países expandirán reservas de alimentos y subsidios

Carolina Acuña [email protected] | Lunes 28 febrero, 2011



• Inflación golpeará a importadores
Países expandirán reservas de alimentos y subsidios
• Inversionistas de materias primas son los grandes ganadores

En todo el mundo, los gobiernos ampliarán su papel en los mercados globales de alimentos y podrían aumentar las reservas y los subsidios o imponer reducciones al comercio para paliar las protestas que se han extendido a través de Oriente Medio, dijeron los operadores en materias primas.
“Solo cabe esperar una mayor intervención política en cuestiones de alimentos”, dijo Alan Winney, presidente de Emerald Group Australia Pty Ltd., en una entrevista en una conferencia del sector azucarero en Dubai. “Los gobiernos tendrán cuidado de tomar medidas preventivas para impedir aumentos en los precios de los alimentos”, dijo Winney.
Países que van de Africa a Asia están aumentando las importaciones o liberando el suministro a partir de reservas estatales para enfriar la inflación en tanto la demanda en alza y el clima adverso disminuyen las cosechas y empujan los precios de los alimentos a niveles récord. Una revuelta se extendió el fin de semana en Libia, donde el hijo del líder Muammar Gaddafi advirtió que una guerra civil pondría en peligro la riqueza petrolera del país e incitaría a un retorno de las potencias coloniales.
“La inflación en los alimentos vino para quedarse este año ya que los cereales, las materias primas blandas, se ven afectadas por la contracción de la oferta”, dijo Vijay Iyengar, director ejecutivo de Agrocorp International Pte., que negocia materias primas agrícolas desde 1986. “Los gobiernos deberán subsidiar” artículos básicos, como el azúcar, dijo Iyengar.
Los costos más altos del trigo, el azúcar y los lácteos hicieron subir el Indice Mundial de Precios de los Alimentos de Naciones Unidas a un máximo histórico el mes pasado. La suba contribuyó a las revueltas democráticas en Túnez y Egipto, así como otros países árabes. Saif al-Islam Gaddafi dijo en un discurso televisado que Libia “no es Túnez ni Egipto” luego de que miles de personas manifestaron en la ciudad de Benghazi.
El trigo subió a US$9,1675 la fanega en el Mercado de Chicago el 14 de febrero, el precio más alto desde agosto de 2008, y aumentó un 66% el año pasado. Esto se compara con un avance del 88% para el maíz y una suba de 43% en la soya. Los precios del azúcar aumentaron más del doble desde fines de mayo.
Durante el fin de semana, los ministros de Finanzas de los países del G-20 señalaron su preocupación ante el hecho de que los costos más altos de las materias primas están haciendo subir las presiones inflacionarias globales. Los avances de los precios plantean desafíos “para consumidores así como productores”, dijeron los países del G-20 en su declaración al término de una reunión en París.
“El trigo probablemente ya hizo lo suyo en lo que a precios se refiere, pero el maíz todavía puede subir con la demanda de forraje”, dijo Winney. “Los productores pueden responder a los precios más altos de los granos pero no a cultivos como el azúcar”.
Los precios de los alimentos en alza desataron disturbios desde Haití hasta Egipto en 2008 en tanto el crecimiento económico en Asia y el desvío de los cultivos para fabricar etanol pusieron en peligro la seguridad de los alimentos para algunos de los habitantes más vulnerables del mundo.
“Hace tres años se acusó de la escasez de alimentos a los biocombustibles”, dijo Patricia Luis-Manso, gerente de biocombustibles de Kingsman SA, dijo en la conferencia de Dubai. “Es obvio para más gente que no hay un solo factor que contribuya a los aumentos en los precios de los alimentos”.

Bloomberg