Enviar

País reporta 20 víctimas de trata

201307171646361.trafico-de-personas.jpg
La Dirección General de Migración y Extranjería informó hoy que en lo que va de 2013 se contabilizan 20 víctimas de trata de personas, siete de ellas utilizadas con fines de tráfico de órganos.

Los datos se desprenden de un informe presentado hoy en conferencia de prensa por la Unidad de Trata de Personas y Tráfico Ilícito de Migrantes de la DGME, que indicó que las víctimas son de nacionalidad nicaragüense, dominicana, salvadoreña, colombiana y costarricense.

De los 20 casos de trata de personas, nueve fueron utilizadas con fines de explotación sexual, siete para tráfico de órganos, tres para explotación laboral y una para servidumbre.

Kathya Rodríguez, directora de Migración, dijo que los casos están siendo investigados por el Ministerio Público y que las personas referidas por la Fiscalía como víctimas reciben apoyo médico y psicológico del Estado y si son extranjeras un documento migratorio provisional.

Según Rodríguez, las víctimas de tráfico de órganos en su mayoría son costarricenses que son engañados para vender sus órganos y luego abandonados por quienes las reclutaron.

La existencia de tráfico de órganos en Costa Rica salió a la luz por medio de la prensa a mediados de año y unos días después, el 18 de junio, las autoridades judiciales anunciaron la captura del "núcleo" de una organización criminal dedicada a ese delito y que tenía vínculos en Israel.

Ese día fueron arrestados el jefe de nefrología del estatal Hospital Calderón Guardia, identificado con los apellidos Mora Palma, quien también trabajaba en un hospital privado, y una oficial de Policía de apellido Cordero, sospechosa de reclutar donantes.

Según las investigaciones, el médico era el encargado de comprobar que los donantes fueran compatibles con israelíes que necesitaban un trasplante y además de practicar las cirugías en una clínica privada en el país.

A los donantes se les ofrecían sumas de hasta $20 mil a cambio de sus órganos y algunos de ellos viajaron a Israel para realizar el trasplante.

En Costa Rica el tráfico ilegal de órganos es un delito castigado por tres leyes. La sanción más fuerte la establece la Ley contra la trata de personas, que impone de 8 a 16 años de cárcel a quien posea, transporte, venda o compre de forma ilícita órganos, tejidos o fluidos.

La ley contra la trata de personas también establece penas de cárcel similares para las otras modalidades del delito como la explotación sexual, esclavitud y trabajos forzosos, entre otras.

Ver comentarios