Enviar

Infraestructura y macroeconomía son los dos factores que más afectan negativamente al país, entre otros, como destino para inversiones

País amarrado

Las condiciones de infraestructura en el país es el principal problema para despertar el interés por que más inversión extranjera se decida por el suelo nacional para sus operaciones, como lo ha dicho LA REPUBLICA en múltiples reportajes y editoriales.
Este año, las actuaciones en infraestructura fueron tomadas por el empresariado como iniciativas que se impulsan más que como obras.
Esta es la opinión de líderes empresariales recogida para el Informe de Competitividad del Foro Económico Mundial que, a pesar de todo, nos coloca en el lugar número 55 del ranking. Es decir, que el país logró subir cuatro posiciones, en este informe que analiza la competitividad de 133 naciones alrededor del mundo.
Tan solo Chile, Puerto Rico y Barbados se encuentran por encima de Costa Rica en Latinoamérica y el Caribe de acuerdo con este estudio.
El segundo problema que padece el mercado local para competir en eficiencia es la macroeconomía. La elevada inflación del año anterior, la incertidumbre que genera el modelo cambiario de bandas y la variabilidad de las tasas de interés, son factores que afectan al inversionista.
Por otra parte, lo que nos ha ayudado a escalar posiciones, lo que impulsa a la economía costarricense como un destino de inversiones es la cobertura de los sistemas de salud y el acceso a educación primaria. Dos aspectos que también ha señalado este medio como prioridades que se deben atender para que el impulso dado en otras épocas, cuyos frutos aún se recogen, se repita hoy para poner al día las instituciones de salud y de educación. Para tener salud pública oportuna y de calidad y mayor acceso a la educación superior y a la capacitación técnica.
De 12 pilares de la competitividad considerados por este índice, se pueden mencionar algunos que han ayudado también al país a ocupar hoy el lugar 55 del ranking, como innovación, eficiencia del mercado de bienes e instituciones. Mientras que bajó la calificación en su ambiente macro y en la eficiencia del mercado financiero.
Entre ventajas y desventajas, la principal de estas últimas que el país tiene en materia de competitividad, es el costo del crimen y la violencia. Un grave problema en el cual ya se trabaja pero que exige políticas de Estado a corto, mediano y largo plazo, que trasciendan a las diferentes administraciones.
Ver comentarios